Míchel: "No es un marrón entrenar ahora al Rayo, es una ilusión"

"Hace 5 años mi sueño era ayudar en el club por todo lo que me dio. Ahora me toca hacerlo como entrenador"

"Yo sé que los jugadores van a dar el 100%. La afición siempre pide actitud, compromiso, valentía, coraje y nobleza"

"El salto de Juvenil a primer equipo es que unos son profesionales, pero el factor formativo siempre existe"

"La afición me lo dio todo sin yo pedírselo y siempre van a estar ahí. Quiero que se sientan orgullosos de su equipo"

Martín Presa: "Míchel es una persona que siente el Rayo"

deportes

| 22.02.2017 - 15:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El exfutbolista Miguel Ángel Sánchez, Míchel, nuevo entrenador del Rayo, declaró que "no es un marrón" dirigir al equipo vallecano en este momento, sino "una ilusión" para intentar "conseguir algo bonito". Míchel es el tercer entrenador del Rayo esta temporada -tras José Ramón Sandoval y Rubén Baraja- y coge al equipo decimosexto clasificado con 28 puntos, solo uno por encima del descenso.

"Quiero agradecer la confianza del club. La cosa no está tan bien como esperábamos, pero tengo la confianza en sacarlo. Cuando me ofrecieron el cargo no tenía dudas. Estoy en mi casa, creo en el club y toda la gente va a estar con nosotros", dijo Míchel.

"HAY QUE VIVIR EL DÍA A DÍA"

"Esto será un punto de inflexión para estar lo más arriba posible. Hay que vivir el día a día con optimismo desde dentro y transmitirlo afuera. El club tiene que cambiar la dinámica para ser todos uno y que llevemos al Rayo donde se merece", confesó el técnico, que no calificó de "marrón" tomar las riendas del equipo.

"Para mí, no es un marrón. Me hice entrenador por formar jugadores y me ha llegado la oportunidad en una situación que no me he planteado. Hago las cosas desde el corazón y no tuve duda. Esto no es un marrón, es una ilusión. Es conseguir algo que es muy bonito. Si fuera un marrón no lo hubiera cogido, igual que si hubiera visto las cosas tan dramáticas", apuntó.

Míchel desveló que intentará plasmar sobre el césped el estilo de juego de las últimas cuatro temporadas en Primera con Paco Jémez.

"INTENTAREMOS SER PROTAGONISTAS"

"Los últimos años, con la dirección deportiva, trabajamos la metodología de fútbol combinativo. Me pusieron de ayudante de Paco Jémez porque quería tener balón y ser protagonista en los partidos. Esto es lo que he estudiado y lo que más sé hacer. ¿Jugar bien quiere decir ganar? No lo sé. Intentaremos ser protagonistas", manifestó.

Esta temporada ha estado marcada por asuntos extradeportivos y también por los roces de algunos futbolistas con los otros dos técnicos, José Ramón Sandoval y Rubén Baraja.

"Lo más importante son las personas y tratarlos así. Hay que hablar con ellos, buscar los problemas y buscar todos el mismo objetivo. Creo mucho en el cara a cara. Mi idea es estar con ellos, hablar y que vean que soy uno más para que se sumen. Los jugadores tienen mucho fútbol y lo han demostrado. Confío en que todo saldrá bien", comentó.

"ME HE ENCONTRADO UN VESTUARIO MUY MOTIVADO"

Míchel, que ha estado casi toda su trayectoria deportiva ligado al Rayo, declaró que un punto a su favor puede ser el conocer a los jugadores que integran la primera plantilla.

"Que me conozcan los jugadores y algunos hayan jugado conmigo lo veo positivo. He tenido roces con futbolistas y ayer les dije algo muy sencillo. En todos los vestuario ha habido problemas. Me he encontrado un vestuario muy motivado, he hecho dos sesiones espectaculares y no tengo dudas de que va a salir bien. Igual en la primera convocatoria surgen los problemas, pero espero que no. No hay jugadores apartados, cuento con todos", señaló.

"A los jugadores les he pedido que den el cien por el cien. La afición no pide nada, solo actitud, valentía, coraje y nobleza. Cuando te entregas y das lo máximo nadie dice nada. No creo que haya dudas cuando hay compromiso", concluyó.