Michel, destituido como entrenador del Marsella

El Olympique apela a su 'comportamiento' para no pagar el año de contrato

deportes

| 19.04.2016 - 10:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El entrenador del Olympique de Marsella, el Miguel González, Michel, ha sido destituido de su puesto a causa de su "comportamiento" en las tres últimas semanas, anunció la entidad. El técnico ha sido convocado a la pertinente reunión para comunicarle su cese, agrega el club en un comunicado emitido en su página de internet.

"Hasta el final de la temporada, Franck Passi, adjunto del entrenador, se encargará del equipo y estará secundado en su misión por Basile Boli, nombrado coordinador deportivo", añade la nota Varios medios habían anunciado que el exjugador español había revelado a primera hora de la mañana que dejaba el club.

OLYMPIQUE, 15º

La destitución de Michel se produce la víspera del vital duelo del equipo en semifinales de la Copa de Francia contra el Sochaux, el único título que puede ganar el equipo. A falta de cuatro jornadas para el final de la liga francesa, Michel tiene al Marsella en el decimoquinta posición a seis puntos del descenso.

Sus peores resultados se han registrado en el estadio Velódromo, donde los marselleses no ganan desde el pasado 13 de septiembre. Aunque el presidente del club, Vincent Labrune, pidió hace unas semanas su cese, según los medios, la propietaria, Margarita Louis-Dreyfus, decidió mantenerle en el puesto.

MÍCHEL, SORPRENDIDO

En el entorno de Míchel se vivió con desazón su desvinculación con el Olympique de Marsella, pero sobre todo, por la forma de filtrarse la información a primera hora, donde se hablaba de "comportamiento", algo que no se entiende desde el cuerpo técnico del técnico madrileño.

Esa justificación invita a pensar que el Olympique de Marsella no quiere afrontar el pago de la temporada que Míchel -quien nunca ha tenido problema alguno con los clubes que ha dirigido a la hora de cerrar finiquitos-, aún tiene firmada con el equipo francés.