Miami: Nadal gana a Raonic y jugará la semifinal ante Berdych

Por 4-6, 6-2 y 6-4

Djokovic, a la final de Miami con la retirada de Nishikori por lesión

Nadal cree que la clave ante Berdych será hacerle correr

Williams y Li lucharán por el título femenino

deportes

| 28.03.2014 - 09:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Rafa Nadal superó los cuartos del Masters 1.000 de Miami (EE.UU) tras derrotar en un complicado partido al canadiense Milos Raonic por 4-6, 6-2 y 6-4, y se enfrentará al checo Tomas Berdych por una plaza en la final.

El número uno del mundo llegó al partido ante Raonic lanzado, sin haber cedido un solo break en todo el torneo (apenas tuvo que salvar tres bolas de juego) y tras lograr ganar el 91 por ciento de los puntos de su servicio en octavos ante el italiano Fabio Fognini.

RAONIC, UN FRANCOTIRADOR

Tras tres finales perdidas en Miami (2005, 2008 y 2011), el siguiente objetivo era Raonic, un auténtico francotirador desde la línea de saque, pero que fue una víctima más del espíritu ultracompetitivo de Nadal, aunque fue mucho más complicado que lo encontrado en el camino hasta ahora. Sólo el primer set duró 50 minutos, casi lo mismo que sus tres partidos anteriores en el torneo.

No fue fácil, en absoluto, pero Nadal intentó seguir el plan previsto: tener paciencia, ser agresivo y mover al canadiense, que pierde enteros cuando los puntos se alargan, tiene que moverse por la pista y el servicio pierde protagonismo.

En las semifinales se enfrentará al checo Tomas Berdych, que apartó de su camino al verdugo de Nadal en Indian Wells, el ucraniano Alexandr Dolgopolov, por 6-4 y 7-6(3), y al que el mallorquín ha ganado en 17 de las 20 ocasiones en las que se han enfrentado.

El número uno del mundo dejó atrás los problemas de espalda que acarreó las últimas semanas y está de regreso justo antes de que comience la temporada europea de tierra batida, pero antes está el Masters 1.000 de Miami y Nadal no quiere esperar un año más a tenerlo en su palmarés.

CREE QUE LA CLAVE ANTE BERDYCH SERÁ HACERLE CORRER

Nadal cree que la clave de la semifinal será "correr" y mover al séptimo cabeza de serie del torneo. "Tengo que ser agresivo, quitarle tiempo, moverle e intentar cambiar cuando pueda hacia su derecha, ya sea con mi derecha o mi derecha invertida", dijo el español tras ganar al canadiense Milos Raonic por 4-6, 6-2 y 6-4.

Aseguró que estará "muerto" si juega "cuatro metros atrás de la línea", pues Berdych tiene un "golpeo plano, es solido y saca bien". "Con posiciones malas hoy se podía intentar ganar, mañana es imposible. Tengo que adelantarme y tener la decisión que merece un partido contra uno de los mejores del mundo", apuntó.

A pesar de que las estadísticas dicen que ha ganado 17 de los 20 partidos jugados ante Berdych, Nadal restó importancia a ese dato y dijo que tampoco había perdido nunca ante el suizo Stanislas Wawrinka y lo hizo en la final del pasado Abierto de Australia.

Destacó que el fuerte viento registrado durante el partido de hoy le dificultó su táctica, pues ante un jugador como el canadiense la precisión es vital, pues necesitaba moverle y situarle en posiciones incómodas. "Ha salido a jugar más agresivo de lo que suele hacerlo normalmente y ha jugado mejor desde el fondo de lo que suele hacerlo habitualmente", consideró.

Djokovic, a la final de Miami con la retirada de Nishikori por lesión.