Más de dos mil efectivos para la seguridad del partido Real Madrid-Nápoles

Se prevé la asistencia al partido de más de cuatro mil aficionados del equipo italiano y otros mil sin entrada

Policía en el Bernabéu

deportes

| 13.02.2017 - 15:02 h
REDACCIÓN

Más de dos mil efectivos participarán en el dispositivo de seguridad del partido de la Liga de Campeones de fútbol entre el Real Madrid y el Nápoles que se celebrará el próximo miércoles en el estadio Santiago Bernabeu, para el que se prevé la asistencia de más de cuatro mil aficionados del equipo italiano.

Se trata del partido de ida de los octavos de final de la Champions League, considerado de alto riesgo, por lo que se reforzará la seguridad a los espectadores que acudan al campo, informa la Delegación del Gobierno en Madrid, que coordina el dispositivo y donde hoy se ha mantenido una reunión con el club blanco y el resto de instituciones implicadas.

UN MILLAR DE NAPOLITANOS SIN ENTRADA

Para el dispositivo se han tenido en cuenta las 4.257 entradas de las que dispone el equipo italiano y la previsión de que acudan a Madrid en torno a un millar de seguidores del Nápoles sin entrada, siendo la capacidad del estadio Santiago Bernabeu de unos 79.000 espectadores. Se espera que la mayoría de los seguidores italianos lleguen a Madrid en vuelos chárter a lo largo de la mañana del miércoles.

Más de dos mil efectivos velarán por que el encuentro, cuyo comienzo está fijado para las nueve menos cuarto de la noche, se desarrolle con total normalidad para lo cual reforzarán la seguridad tanto dentro como fuera del estadio.

DISPOSITIVO

Participarán las brigadas Móvil y de Caballería, unidades de intervención, guías caninos y agentes de subsuelo y de la Oficina Nacional del Deporte de la Policía Nacional, así como Policía Municipal, Samur, Cruz Roja y vigilantes y auxiliares de seguridad del Real Madrid.

El dispositivo estará desplegado en torno al estadio y en las zonas próximas al recinto por lo que la Delegación del Gobierno recomienda acudir al campo con tiempo suficiente para poder pasar los controles de seguridad y entrar antes de que comience el partido. También se reforzará la presencia policial en las zonas de gran afluencia turística de la capital.