Marcelo: "El partido nos llega en buen momento"

“En un partido ante el Atlético no hay favorito; vamos a darlo todo para ganar”

"Sabemos lo que tenemos que hacer en la ida y en la vuelta"

''Estamos mejor que en los últimos meses''

Cinco apercibidos en el Atlético (Gabi, Torres, Mario, Ansaldi y Gámez) y tres en el Real Madrid (Kroos, Marcelo y Coentrao)

deportes

| 13.04.2015 - 12:55 h
REDACCIÓN

Marcelo, lateral izquierdo brasileño del Real Madrid, destacó que la eliminatoria ante el Atlético de Madrid en los cuartos de final de Liga de Campeones, "llega en buen momento" para su equipo y aseguró que serán "muy intensos" y lucharán "hasta el final" para alcanzar las semifinales.

"Hay que dejar todo en el campo, ser muy intensos y luchar hasta el final, tenemos que pelear porque el partido es decisivo", señaló Marcelo como las claves para romper la mala racha de seis partidos consecutivos sin vencer al Atlético de Madrid. Se mostró convencido el defensa brasileño de que los derbis madrileños que protagonizarán en Liga de Campeones nada tendrán que ver con el resto de partidos de esta campaña.

PIROPOS PARA EL RIVAL

"El Atlético de Madrid es un grandísimo equipo que pelea mucho. Son muy intensos. No pensamos en los otros partidos que no hemos podido ganar, ahora es totalmente distinto y tenemos dos partidos para mostrar que podemos ganar", aseguró. "Veo a mi equipo muy bien, estamos teniendo más confianza y mejor que en los últimos partidos, los últimos meses. El partido nos llega en un buen momento, añadió.

Pidió Marcelo pensar en cada partido y no acudir al Vicente Calderón teniendo en mente que en ocho días se juega la vuelta en el Santiago Bernabéu. "Son dos partidos totalmente distintos, sabemos lo que tenemos que hacer mañana y en la vuelta el partido llega en un buen momento, estamos con confianza, cogiendo el juego de antes. Estamos bien".

Para Marcelo en este tipo de partidos "no hay favoritos" y aseguró que en meses todo "ha cambiado mucho desde la final en Lisboa" y ahora no es un solo encuentro, sino una eliminatoria "con dos partidos muy difíciles en los que hay que dar el máximo esfuerzo".

Terminó recordando la final de Lisboa que dio la Décima Copa de Europa al madridismo. "Quien manda es el míster, es el que decide. Yo estaba disponible para jugar, no he perdido la fe en que podía ayudar a mi equipo, entré como uno más y gracias a dios ayudé al equipo a ganar la Champions. No solo en ese partido, antes me consideraba muy importante para el equipo di todo de mi para ganar la Décima".