Marc Gasol e Ibaka responden con sendos dobles-dobles

Marc, 16 puntos y 10 rebotes e Ibaka, 13 puntos y 19 rebotes

Los Lakers anuncian que Bryant se perderá el resto de la temporada por lesión

Aplazan por la tormenta de nieve los partidos de Knicks y Nets en Nueva York

Marc Gasol ante los Magic

deportes

| 27.01.2015 - 10:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Una vez más las aportaciones individuales de Marc Gasol y Serge Ibaka, que lograron sendos dobles-dobles, ayudaron a sus respectivos equipos a concluir la jornada de la NBA como ganadores. La presencia de Gasol volvió a ser decisiva en todas las facetas del juego de los Grizzlies que se impusieron sin mayor problema por 103-94 a los Magic de Orlando, en lo que fue su tercera victoria consecutiva.

Además de la aportación individual, con un doble-doble de 16 puntos y 10 rebotes, Gasol se entendió a la perfección con el ala-pívot Zach Randolph que también fue decisivo en el triunfo de los líderes de la División Suroeste.

Ambos disputaron 34 minutos y el jugador internacional español, seleccionado como titular para el próximo Partido de las Estrellas con el equipo de la Conferencia Oeste, quedó como segundo máximo encestador de los Grizzlies y compartió con Randolph el liderato en los rebotes.

Gasol, que no tuvo su mejor toque de muñeca, anotó 5 de 13 tiros de campo, falló un intento de triple y acertó 6 de 7 desde la línea de personal. Pero el jugador de Sant Boi volvió a cumplir en su labor de apoyo al equipo al repartir cuatro asistencias; recuperó un balón y puso un tapón.

"Al final estos triunfos son los más importantes, los partidos que parecen fácil y que hacen que entendamos que hay que luchar cada día más y sin perder la concentración, sin importar el rival", reiteró Gasol.

IBAKA, 13 PUNTOS Y 19 REBOTES

Mientras que la figura de Ibaka se hizo sentir más que nunca con los Thunder de Oklahoma City ante la ausencia del alero estrella Kevin Durant. La aportación individual y de equipo de Ibaka hizo posible que al final venciesen por 92-84 a los Timberwolves de Minnesota.

Ibaka surgió como el factor decisivo y clave de los Thunder en el juego interior al aportar 13 puntos y 19 rebotes, incluidos 14 defensivos, que lo dejaron con la mejor marca de la temporada en ese apartado estadístico. El jugador internacional español disputó 36 minutos en los que anotó 6 de 13 tiros de campo, incluido un triple en tres intentos, y no fue a la línea de personal.

Su dominio bajo los aros fue completo y estableció la diferencia a favor de los Thunder (23-22), que rompieron una racha de dos derrotas consecutivas. Ibaka también recuperó dos balones, perdió tres, puso dos tapones y cometió dos faltas personales.