Madridistas y culés vuelven a verse las caras

Sergio Rodríguez: "Podemos rematar la serie en casa"

Laso: "Es una final. Podemos tener momentos buenos y momentos malos pero el equipo no debe caerse"

deportes

| 11.06.2012 - 16:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Barcelona afrontará esta noche (22:00 horas) contra el Real Madrid el tercer partido de la final de la Liga con casi todo en contra, después de haber perdido en el Palau el viernes el factor de campo, tras la derrota con la que la eliminatoria quedó empatada (1-1).

El peor escenario que preveía el Barça se ha dado, después del tropiezo en el segundo partido cuando lo tenía casi todo a su favor para dejar un esperanzador 2-0 en la final, en un encuentro que no fue del agrado del equipo técnico azulgrana, que protestó mucho decisiones que creyó que le perjudicaron.

Ahora, el Barça se la tiene que jugar en Madrid, donde desconoce la aportación que le podrán ofrecer dos de sus jugadores indispensables, como son Juan Carlos Navarro y Noniface N'Dong. El alero catalán no acaba de superar la fascitis plantar que le se está persiguiendo desde hace meses, mientras que el pivote no debió participar en el segundo encuentro por problemas en la rodilla, pero finalmente quiso estar con los suyos. Después del partido, N'Dong se ha resentido de las molestias y aunque ha mejorado sensiblemente, se desconoce en qué estado afrontará el partido.

El Barça se ha encontrado a un rival duro de roer, al que le dio un repaso en el último cuarto del primer partido, y obtuvo un triunfo imposible (81-80) tras ir con una desventaja de diecisiete puntos, pero vio cómo los madridistas hicieron lo propio en el segundo choque con un recital de triples y un final de partido estelar.

SERGIO RODRÍGUEZ: PODEMOS REMATAR LA SERIE EN CASA

Sergio Rodríguez, base del Real Madrid, aseguró que pueden "rematar la serie (1-1) en casa", ante el Barcelona, aunque aseguró que serán dos partidos "muy competidos". "Podemos rematar la serie en casa pero sabemos que va a ser muy complicado, porque el Barcelona está acostumbrado a jugar este tipo de partidos y creo que serán otros dos encuentros muy competidos", dijo el base canario.

"Tenemos la sensación de que lo hemos hecho bien en los dos primeros partidos de la final y que ahora tenemos que ir partido a partido. También sabemos que el apoyo del público será tan importante como lo fue contra el Caja Laboral en el quinto de semifinales", añadió.

Sergio Llull, base del Real Madrid, es de la misma opinión que su compañero y declaró que "es un partido muy importante para intentar un 2-1 que nos daría", dijo, "la oportunidad de ganar la Liga el miércoles".

"Cada partido dura 40 minutos. No puedes jugar ni 35 ni 37 bien porque si te duermes durante tres o cinco, el otro equipo te pasa por encima. Por tanto vamos a tener que hacer un encuentro muy regular durante los 40 minutos, salir muy fuerte y seguro que con el apoyo de la afición tendremos posibilidades de ganar", siguió.

Llull también habló del estado de ánimo del equipo. "En el equipo hay gente joven, con muchas ganas, con mucha ilusión. Hemos demostrado a lo largo de la temporada que en los malos momentos el equipo se crece, saca carácter, juega con corazón porque siempre que hemos recibido un palo nos hemos levantado", apuntó.

"Espero que nuestro público se convierta en nuestro sexto hombre, que llene el Palacio y nos apoye en todo momento. Está claro que tendremos buenos y malos momentos durante el partido y ellos tienen que estar ahí", finalizó Sergio Llull.

LASO: "NO QUIERO IR MÁS ALLÁ DEL TERCER PARTIDO"

Más prudente se mostró Pablo Laso, entrenador del Real Madrid, quien aseguró que no quiere "ir más allá del tercer partido", porque "hay mucha igualdad" y "cada partido es diferente", en la serie final por el título de la liga de baloncesto que disputa contra el Barcelona.

"Han sido dos partidos en los que ha habido diferencias en el marcador para el equipo que después no ha ganado, y eso significa que somos dos equipos diferentes pero parejos en cuanto a potencial. El Barcelona es el actual campeón y ahora mismo no pienso mucho en lo que pueda pasar en la serie, no quiero ir más allá del tercer partido que jugamos" ahora, dijo Laso.

"Será un partido diferente a los otros y no pienso más allá de lo que pase en él porque ya hemos vivido esa situación de 2-1 en contra y se puede perder un partido en casa como ya pasó contra el Caja Laboral. Creo que es mucho más importante estar centrado en jugar partido a partido", explicó.

Laso cree que el aspecto mental es ahora más que importante. "Estamos en una final. Es muy importante ser capaz de mantenerse a un gran nivel sobre todo emocionalmente. Podemos tener momentos buenos y momentos malos como los hemos tenido durante el playoff pero el equipo no debe caerse, debe seguir trabajando para buscar su mejor momento", indicó.

"Tenemos una plantilla larga, hemos probado muchas cosas durante el año que son detalles que te pueden ayudar ahora. El equipo ha mostrado un carácter especial en momentos en los que ha ido por detrás en el marcador, momentos en los que no se ha dejado ir, en los que ha seguido apretando y eso es mucho mérito de los chicos. Tengo la sensación de que tengo un equipo largo en el que todo el mundo se siente importante", añadió.

Laso recordó que "los dos equipos se conocen muy bien, todos los jugadores se conocen y el resultado puede depender de cualquier situación de juego: del dominio del rebote, del dominio del ritmo, el porcentaje de tiro; al final son muchos los detalles que pueden marcar la diferencia". "Nosotros tenemos que estar preparados para cada posesión, para cada rebote, para cada balón. En las finales eso es muy importante", finalizó Pablo Laso.