Luis García: "Tenemos un partido vital para cambiar de una vez la racha"

"Si ganamos al espanyol, podemos separarnos de los de abajo"

Luis García, Getafe CF

deportes

| 27.02.2014 - 17:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Luis García Plaza, entrenador del Getafe, aseguró en rueda de prensa que el sábado ante el Espanyol su equipo disputará "un partido vital" para cambiar "de una vez por todas" la racha de diez partidos consecutivos sin ganar en la Liga BBVA.

El Coliseum Alfonso Pérez será testigo de un encuentro importante para el cuadro madrileño, que necesita sumar tres puntos para alejarse de los puestos de descenso. Su técnico sabe que después de empatar 1-1 en Balaídos ante el Celta, el Getafe tiene que conseguir una victoria balsámica.

"SI GANAMOS PODEMOS SEPARARNOS DE LOS DE ABAJO"

"Después de tantas jornadas sin ganas nos da igual quien viniese. Fuimos a Vigo y recuperamos sensaciones. No se puede afirmar, pero con once (expulsaron a Lisandro y el Getafe jugó con diez la segunda parte) estábamos en la línea de ganar. Ahora tenemos que mantener esas sensaciones, solidaridad, esfuerzo máximo y a ver si volvemos a ganar", dijo.

"Serían dos resultados positivos. Es el momento de hacerlo. Le metimos un punto más al Rayo y mantuvimos distancia con el Valladolid. Si ganamos, podemos separarnos de los de abajo. El partido es vital por cambiar la racha de una vez por todas, por seguir la dinámica y porque nos separaríamos del descenso", añadió.

Asimismo, recordó que el juego del Espanyol es complicado porque es muy directo, siempre buscando al delantero sin que exista mucha transición en el centro del campo, algo que complicará a sus jugadores la tarea de robar pelotas en zonas peligrosas del rival.

"Creen en lo que juegan, todos los estilos son válidos. Es un equipo muy correoso, muy duro y con habilidad arriba. Es lo que tiene un jugador como Sergio García, con mucha calidad arriba. Sin que el equipo juegue bien, él solo es capaz. Es un jugador que está por encima de la media y les hace todavía más peligrosos. Hay que hacer bueno el punto del otro día. Hay que ganar", insistió.

"CUANDO JUEGA LAFITA LO HACE DE NUEVE"

Además, habló sobre Ángel Lafita, que marcó el gol del Getafe en el estadio de Balaídos y rompió una racha de varios partidos sin que los delanteros del bloque del sur de Madrid vieran portería.

"De falso nueve nada. Cuando juega, Lafita juega de nueve. Cuando juega arriba, juega de delantero. Hemos buscado cambiar porque el equipo no estaba haciendo gol. Como entrenador, no puedes quedarte mirando a lo mismo, lo mismo y lo mismo. Hay que buscar", aseguró en referencia al cambio de Lafita por Ciprian o Colunga en la punta de ataque.

"A Lafita le gusta jugar arriba, nos da más presencia física arriba y más desmarque. Ojalá nuestros delanteros llevasen ocho goles cada uno para no probar eso. Hicimos ese cambio, buscamos un revulsivo y salió bien. Si ha marcado gol, la idea es que vuelva a repetir", agregó.

Respecto al parte de bajas del Getafe, informó de que la única ausencia por lesión será la del centrocampista Pedro Mosquera: Colunga ayer no entrenó con sobrecarga en gemelos, pero hoy sí. Sólo Mosquera, que va lento y que está trabajando duro, le falta ese pasito. Le hemos perdido, pero no pasa nada. Se está alargando, está poniendo mucho de su parte. Le necesitamos", señaló.

Por último, habló sobre la afición del Getafe, a la que pidió apoyo para el duelo contra el Espanyol: "Si fuera aficionado del Getafe, sabría el equipo me necesita. Todo lo que sea mal ambiente hará que el jugador juegue peor. Es un partido vital para nosotros y que estén con nosotros noventa minutos vayamos perdiendo o ganando", comentó.

"Las personas pasamos y lo importante es que el Getafe sigue y que lo haga en Primera. El año que viene habrá otras personas aquí y otras situaciones, pero que sea en Primera. Si nos va mal el partido, que nos ayuden. El último partido en casa y no quito razón, es lógico que piten al entrenador tras nueve jornadas sin ganar. Es comprensible, no nos van a tirar flores, pero en ese momento lo único que hacen es que el equipo rival se crezca y el nuestro se empequeñezca. Es el momento de estar todos juntos", concluyó.