Luis García: "Las críticas son merecidas"

Sarabia: "El Levante es defensivamente bastante bueno"

Roberto Lago: "El Levante es un equipo peligroso y experimentado"

deportes

| 27.11.2013 - 14:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Luis García Plaza, entrenador del Getafe, ha asegurado en rueda de prensa que las críticas que haya podido hacer su afición tras perder 7-0 ante el Atlético de Madrid la pasada jornada de la Liga BBVA, "son merecidas".

El peor resultado de la historia del conjunto madrileño en Primera División hizo mucho daño al equipo, que, sin embargo, espera reivindicar su buena temporada (va séptimo en la competición) el viernes ante su afición frente al Levante.

"Después del partido, a veces la gente, y es normal, critica y es lógico. Las críticas son merecidas. Los futbolistas lo sienten, están fastidiados y hundidos. En ese momento, el vestuario está mal. Pero se levantó, vino bien que libraran el domingo con su gente. Luego hablamos con ellos de que cuando dejas de competir y dejas de ir al cien por cien en esta categoría te pintan la cara", comentó.

"HAY QUE LEVANTARSE"

"Eso nos pasó al principio de Liga. Hay que levantarse. Pedimos a la gente que esté con nosotros, que nos ayuden. Si ganamos (al Levante), será un accidente, un mal recuerdo y una mala historia que a nadie le ha gustado", añadió.

Para el técnico madrileño, la goleada rojiblanca "tiene que servir de acicate" para que sus jugadores se motiven más frente al cuadro de Joaquín Caparrós, y reconoció que el día después del choque ante el Atlético "fue duro".

"Pero al final seguimos séptimos y tenemos que ser optimistas. Ganando, estaremos sextos el viernes. Esta derrota hace daño, pero hay que olvidarla para ganar y seguir con los mejores". dijo.

Cuestionado por quiénes tienen la culpa del 7-0, fue claro y no quiso apuntar a nadie. El técnico del Getafe opinó que cuando un resultado es tan abultado, todos tienen responsabilidades al respecto.

"Las cosas buenas y las malas son para todos. Al final, cuando te meten 7-0 no es que juegue uno u otro. No tiene nada que ver. Vamos a tener las cosas claras y sencillas. Se lo dije a ellos, en rueda de prensa nunca he salido, es mi manera de hacer las cosas, nunca los he puesto a los pies de los caballos. Digo las cosas en la caseta. Se hizo un mal partido, se perdió y ahora hay que preparar el siguiente, no hay más", analizó.

SIN DORMIR

"No dormí hasta las 3, luego me desperté muy pronto, pero es lógico. Pero al final es un trabajo de todos. ¿Qué en ese partido hay gente que no estuvo bien? Pues claro y lo saben. Yo tampoco estuve bien. Nadie estuvo bien. Cuando pierdes 7-0 nadie está bien. Las cosas hay que hablarlas en el vestuario y mejorar. Estoy seguro que los que salgan lo harán enchufadísimos para lavar esa imagen. También para sumar 23 puntos, una cifra bonita a estas alturas", añadió.

También recordó que antes del encuentro del Vicente Calderón el Getafe era el cuarto equipo menos goleado con catorce goles en contra, pero tras el 7-0, recibió en un día la mitad de todos los de una temporada.

"Al final, el fútbol tiene estos momentos. Tenemos que pensar que si ganamos estamos con los mejores pero también hay que tener presente ese 7-0 para salir desde el primer minuto a por el partido. Después, habrá otro equipo que intentará hacer las cosas bien. Puede ser incluso más motivante. Si hubiéramos perdido 2-0 en el Calderón, estaríamos en la misma clasificación pero diciendo que hemos competido. Pues el partido ha hecho un partido horroroso y hay que levantarse para seguir con los mejores", manifestó.

Asimismo, habló muy bien del Levante, un equipo que, indicó, sigue la línea de otros años y es muy difícil de ganar porque sabe lo que hace y "saca provecho de cualquier cosa".

"Está a tres puntos de nosotros. Para ganar hay que hacer un gran partido. La Liga está un poco que se puede partir. Desde el sexto al Levante, con 17 puntos, somos muchos. Será importante ganarles para dejarles a seis puntos. Caparrós se adapta mucho a su filosofía. Es un equipo muy complicado, te obligan a dar el máximo y hay que ser fuerte de cabeza", finalizó.