Lucas y su novia, juzgados por agresiones mutuas

Ambos admiten que hubo un forcejeo por una discusión de celos, trataron de pactar, pero el fiscal se negó

El fiscal pide para el jugador siete meses de cárcel y a su novia cuatro meses por un delito de maltrato en el ámbito familiar

deportes

| 21.02.2017 - 10:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El juicio por violencia doméstica entre el futbolista del Atlético de Madrid Lucas Hernández y su pareja ha quedado visto para sentencia ante el Juzgado de lo Penal número 35 de Madrid con petición de libre absolución por parte de ambas partes y reafirmación de las condenas solicitadas por la Fiscalía.

La Fiscalía se ha reafirmado en la petición de penas, de siete meses de prisión por violencia de género para Lucas Hernández y cuatro para Amelia de la Ossa Lorente por un delito de maltrato en el ámbito familiar, así como dos meses más para ella por un delito de daños en el vehículo del futbolista.

LOS ABOGADOS PIDEN LA LIBRE ABSOLUCIÓN

Ambas defensas han pedido la libre absolución de los acusados y han asegurado que ambos estarían dispuestos a cumplir, en caso de sentencia condenatoria, con una pena consistente en trabajos en favor de la comunidad.

El juicio, presidido por el juez Borja Varguer, ha durado más de una hora y media, y la previsión es que la sentencia pueda hacerse pública durante la próxima semana, según pudo saber EFE de fuentes judiciales.

Durante la vista, ambos acusados han relatado su versión de los hechos, en la que Hernández ha explicado que en la madrugada del 2 al 3 de febrero hubo un enfrentamiento, que su pareja estaba "muy nerviosa" y "fuera de sí", que le golpeó con una cartera y rayó su coche, y ha dicho que la cogió de la cadera para meterla dentro de la casa, tras lo que ella realizó la llamada a las autoridades.

Por su parte, De la Ossa ha asegurado que en el forcejeo él le dio "una paliza", que tuvo que pedir el móvil a la empleada doméstica para llamar a las autoridades, y ha dicho que tuvo que acudir con posterioridad a los hechos hasta en cuatro ocasiones al Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda para ser atendida.

EL FISCAL PIDE SIETE Y CUATRO MESES DE CÁRCEL PARA CADA UNO

El abogado de De la Ossa ha solicitado al inicio de juicio la suspensión de la vista para que fuera atendido por un médico forense, pero el juez ha denegado la suspensión porque ella no quiso ser reconocida por el médico forense de los juzgados de Majadahonda.

Durante la vista testificaron dos policías locales y dos guardias civiles que acudieron tras los hechos, una médico del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda que atendió a la acusada y la médico forense del Juzgado de Majadahonda que realizó el informe sobre las lesiones del acusado.

Finalmente, la representante del Ministerio Fiscal se ha reafirmado en las peticiones de penas condenatorias de prisión para ambos y ha defendido que se produjo una "agresión recíproca" en la que ninguno de ellos puede esgrimir la legítima defensa.

ORDEN DE ALEJAMIENTO

Ambos letrados han solicitado la libre absolución, han reconocido que se produjo el enfrentamiento y han aceptado que, en el caso de que hubiera una sentencia condenatoria aceptarían trabajos en favor de la comunidad, algo que los dos acusados han aceptado de viva voz. La orden de alejamiento entre ambos, de 500 metros, se mantendrá hasta que se conozca la sentencia, según ha dicho el juez.

Lucas Hernández ha salido en el primer lugar del Juzgado de lo Penal número 35 de Madrid, y ante las cámaras de los medios de comunicación ha dicho que estaba preparado para el partido de esta tarde contra el Bayer Leverkusen alemán, ciudad alemana a la que se trasladará a continuación, y después ha salido del juzgado Amelia de la Ossa, que no ha realizado declaraciones.