Los Spurs vivieron una noche de ensueño y los Lakers de pesadilla

90-108. Harden brilla en el regreso oficial de Bryant y Randle se lesiona

101-100. Parker vivió noche perfecta con triple ganador y anillo de campeón

101-84. Davis se quedó a un tapón del triple doble y ganan los Pelicans

deportes

| 29.10.2014 - 13:21 h
REDACCIÓN

Los Spurs de San Antonio, actuales campeones de liga, tuvieron una noche de ensueño, mientras que Los Ángeles Lakers la vivieron de auténtica pesadilla, en sus respectivos inicios de temporada de la NBA. Los Spurs regresaron a su campo del AT&T Center e iniciaron la temporada regular 2014-15 con la ceremonia de entrega de los anillos de campeones que lograron la pasada al vencer en las Finales a los Heat de Miami (4-1).

La ceremonia, previa al comienzo del partidos contra los Mavericks de Dallas, tuvo como maestro de ceremonias al comisionado de la NBA, Adam Silver, que participó en su primera entrega de anillos como máximo responsable de la organización. Después el protagonista fue el base francés Tony Parker que jugó un partido perfecto y anotó el triple que le dio a los Spurs la victoria por 101-100 ante los Mavericks.

PARKER, 23 PUNTOS

Parker fue el líder de los Spurs al anotar 23 puntos y estuvo apoyado en todo momento por el veterano escolta argentino Manu Ginóbili que, como sexto jugador salió del banquillo, aportó su clase, carácter y velocidad con la que rompió a la defensa de los Mavericks.

Ginóbili, de 37 años, que había creado ciertas dudas con su eficacia encestadora durante la pretemporada, respondió como siempre lo hace en los momentos importantes, cuando el equipo lo necesita, y aportó 20 puntos y seis asistencias durante los 28 minutos que estuvo en la cancha.

Tampoco faltó la aportación del veterano ala-pívot Tim Duncan, de 38 años, que logró doble-doble monumental de 14 puntos, 13 rebotes. Además puso dos tapones, dio dos asistencias y recuperó un balón.

La aportación de los Tres Amigos fue clave a la hora de lograr la victoria y de doble mérito ya con ellos no pudo estar el alero Kawhi Leonard, el nuevo jugador franquicia, que sufre una infección en el ojo derecho de la que no está recuperado.

DERROTA DE DALLAS

Los renovados Mavericks, a pesar de la derrota, mostraron que las nuevas adquisiciones del pívot Tyson Chandler y el alero Chandler Parsons pueden ayudarles. El líder encestador en este encuentro volvió a ser el escolta Monta Ellis que aportó 26 puntos y seis asistencias, mientras que el alero alemán Dirk Nowitzki llegó a los 18 tantos, y capturó seis rebotes.

Nada más concluir el duelo entre los Spurs y los Mavericks, en el Staples Center, de Los Ángeles, comenzó el choque entre Los Lakers y los Rockets de Houston que demostraron su superioridad al imponerse por 90-108.

El escolta James Harden fue el triunfador individual al conseguir 32 puntos y seis asistencias, mientras que la gran estrella de los Lakers, Kobe Bryant, que disputaba un partido oficial por primera vez desde el pasado invierno, fue el gran derrotado.

19 PUNTOS DE KOBE

Bryant sólo pudo anotar 19 puntos, la segunda vez en su carrera que no pudo llegar a los 20 tantos en un partido inaugural, y el equipo bajo la dirección del nuevo entrenador Byron Scott no llegó a mostrar un definido. La ausencia por primera vez en seis temporadas y media del ala-pívot español Pau Gasol, que fichó como agente libre con los Bulls de Chicago, se hizo sentir demasiado.

Por si todo lo anterior ya era motivo de gran frustración para los aficionados de los Lakers, el ala-pívot novato, Julius Randle, la gran esperanza del equipo de cara a la nueva reconstrucción que comienzan sufrió una grave lesión al fracturarse la tibia de la pierna derecha antes que concluyese el partido.

La lesión terminó por hundir más unos Lakers que ya estaban perdidos en todos los aspectos e inclusive Bryant también había sucumbido en el duelo físico con el pívot Dwight Howard (13 puntos y 11 rebotes). El tercer partido de la reducida jornada lo protagonizaron los Pelicans de Nueva Orleans que, con la combinación del ala-pívot Anthony Davis y el nuevo pívot turco Omer Asik, ganaron por 101-84 a los Magic de Orlando.

Davis se quedó a las puertas de un triple doble al conseguir 26 puntos, 17 rebotes y nueve tapones, mientras que Asik logró un doble-doble de 14 tantos y capturó también 17 balones bajo los aros.