Los 'Hispanos' llegan a Madrid y reciben el cariño de los aficionados

Aginagalde: "Teníamos mucha ilusión de estar en esa final y luchar por las medallas, y ese cuarto puesto sabe a poco"

Pérez de Vargas: "Pensábamos que nos íbamos a volver con el bronce y no ha sido así"

Maqueda: "El año que viene tenemos otro campeonato importante que da plaza directa para la Olimpiada, así que ahí estaremos dando guerra"

Albert Rocas atiende a la prensa en Barajas

deportes

| 02.02.2015 - 18:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La selección española de balonmano, cuarta en el Mundial de Catar tras caer en el partido por la medalla de bronce contra Polonia (29-28) llegó esta tarde a Madrid, donde fue recibida por unas cincuenta personas entre aficionados al balonmano y familiares de los jugadores.

Los Hispanos aterrizaron con media hora de retraso en el Aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, en un vuelo que salió de madrugada y en el que viajó también el presidente del Consejo Superior de Deportes Miguel Cardenal y el presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez.

AFICIONADOS Y FAMILIARES

En el vestíbulo de la terminal 4 del aeropuerto madrileño les esperaban unos cincuenta aficionados y familiares de jugadores como Jorge Maqueda o Gonzalo Pérez de Vargas. Precisamente la hermana del portero toledano y sus primos pequeños eran los que aportaban color a la terminal con una pancarta con la inscripción 'Los Navalmorales (Toledo) con los Hispanos'.

Los Hispanos aparecieron sonrientes aunque reconocieron que la derrota contra Polonia en la prórroga que les dejó sin bronce todavía escuece al equipo.

ROCAS: "TODAVÍA HAY FASTIDIO"

"Hoy todavía hay fastidio, quizá mañana en los clubes será otro día, pero ahora mismo fastidia bastante porque es el peor resultado. Cuando estás luchando por las medallas, de cuatro solo hay uno que se queda sin ella. Cuando eres tú, es duro", reconocía el extremo Albert Rocas.

Coincidía con Rocas el pivote Julen Aginagalde, para quien la palabra era "desilusión". "Teníamos mucha ilusión de estar en esa final y luchar por las medallas, y ese cuarto puesto sabe a poco. El equipo ha hecho buen torneo y ojalá sigamos por este camino", añadía.

Gonzalo Pérez de Vargas reconocía que, aunque el objetivo era llegar a semifinales, en el partido por el bronce contra Polonia la selección española no supo defender su renta. "Pensábamos que nos íbamos a volver con el bronce y no ha sido así. Ayer fue un partido duro donde fuimos nosotros los culpables de no saber defender la renta y la sensación es agridulce, después de el Mundial que hemos realizado", comentaba el guardameta.

Varios jugadores coincidían en que quizás el golpe anímico de la derrota contra Francia en semifinales pesó en el duelo por el bronce. "Los partidos del bronce son siempre complicados, entre equipos tocados y el que mejor se levanta es el que se lo puede llevar. Fue un partido parejo y en el momento importante no tuvimos suerte", apuntaba Aginagalde.

MAQUEDA: "EL AÑO QUE VIENE TENEMOS OTRO CAMPEONATO ASÍ QUE ESTAREMOS DANDO GUERRA"

"Quizás nos costó levantar anímicamente el equipo, aunque creo que la línea del partido era para ganarlo. Si te empatan en el ultimo minuto es la peor sensación", explicó Rocas.

Pese a todo, el "magnífico ambiente" de la selección también fue mencionado por los jugadores más jóvenes, como Pérez de Vargas, y demostrado en la terminal por los Hispanos, que no dudaron en saludar a los aficionados que se acercaron a verles a su llegada.

Algunos, como el lateral Jorge Maqueda recordaron que también entre los objetivos estaba asegurar la plaza para el preolímpico, y que la selección está dispuesta para seguir trabajando en las próximas citas, como el Europeo de Polonia de 2016. "El año que viene tenemos otro campeonato importante que da plaza directa para la Olimpiada, así que ahí estaremos dando guerra", prometía el lateral del Nantes francés.

Coincidía el guardameta del Barcelona, Gonzalo Pérez de Vargas. "Ahora nos toca pensar en el club, pero luego viene el clasificatorio para el Europeo 2016, pensar en el preolímpico si no somos campeones de Europa, y hay muchas cosas en las que pensar", apuntaba.