Lochte sabía que estaba "en gran forma"; Phelps se siente "un poco frustrado"

El nadador de Rochester (Nueva York) estaba exultante tras el oro

Lochte (Lochte)

deportes

| 29.07.2012 - 11:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El duelo norteamericano en los 400 estilos no fue tal, puesto que Ryan Lochte, quien admitió sentirse "en gran forma", ganó con suficiencia la medalla de oro y su compatriota Michael Phelps se ha sentido "un poco frustrado" al quedar relegado a la cuarta plaza.

Lochte se ha impuesto con 4:05.18 al brasileño Thiago Pereira, quien se convirtió en la gran sorpresa al finalizar segundo. El podio lo completó el japonés Kosuke Hagino, mientras que Phelps, ganador de ocho medallas en Pekín, se quedó sin presea, algo que no ocurría desde Sydney 2000.

El nadador de Rochester (Nueva York) estaba exultante tras el oro. "Llevaba cuatro años entrenándome muy duro, esta ha sido mi primera carrera y estoy realmente feliz. Estoy preparado para mandar en estos Juegos", ha dicho.

Lochte ha admitido que tras conquistar el oro se sintió "anonadado" y que durante la carrera le han estimulado los ánimos recibidos por los aficionados desde la grada y también el apoyo de su familia. "Me han ayudado mucho", ha asegurado.

El nuevo campeón olímpico de los 400 estilos, que marcó 4:05.18 por los 4:03.84 que le valieron a Phelps el cetro olímpico y el récord del Mundo en esta prueba en Pekín, ha dicho que el campeón destronado lo había dado todo. "Hablaré con él en el vestuario", ha dicho tras ganar la medalla de oro.

Phelps fue el primero en llegar a la zona mixta para hablar con los periodistas. "Estoy un poco frustrado, no me he sentido bien. Claro que no es el arranque de la competición que esperaba, pero seguiré adelante", ha dicho.

El nadador de Baltimore ha admitido que ya tuvo "suerte" de poderse clasificar para la final. "Cuando he visto que he llegado cuarto, ya no podía hacer nada. Ha sido una carrera de mierda", ha dicho visiblemente afectado.

"Intenté de buscar una mayor frecuencia de nado y me sentí bien en los primero 200 metros. Evidentemente he nadado mejores carreras y también las he preparado mejor. El final ha resultado frustrante", ha indicado.

Phelps ha dicho que en el último mes y medio había nadado bien. "Estoy cada vez más rápido y tengo un montón de carreras por nadar aquí. Espero terminar mejor estos Juegos de cómo los he empezado", ha dicho.

Su entrenador, Bob Bowman, dio un poco de luz a la hora de analizar la carrera de su nadador: "No creo que haya sido una problema físico, sino algo mental".