Llull salva al Madrid y aparta al Fuenla de la Copa | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Llull salva al Madrid y aparta al Fuenla de la Copa

deportes

| 16.01.2011 - 15:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una canasta en el último segundo de Sergio Llull dio la victoria al Real Madrid y apartó al Fuenlabrada de la Copa del Rey.

El Fuenlabrada salió espoleado por las dos derrotas sufridas tras la marcha de Esteban Batista y por la necesidad de victoria para clasificarse para la Copa del Rey, mientras que el Real Madrid lo hizo de aquella manera, apático, sin objetivos claros, sin concentración.

La traducción al juego fue un comienzo desastroso de los locales con fallos en ataque, en defensa, en posición, en actitud y en todo. El Fuenlabrada se fue en el marcador, 2-11 en el minuto 4.30. Velickovic al banquillo y al olvido.

Ettore Messina ya había rotado a muchos de sus jugadores, aunque se veía falto de centímetros por la ausencia física de Garbajosa, la mental de Fischer, la gastroenteritis de Tomic y la duda de Felipe Reyes, todavía medio convaleciente del tobillo izquierdo. La solución fue tirar de Nikola Mirotic.

El Real Madrid tardó ocho minutos en coger el aire al partido, los que tardó en empatar el partido a 15, aunque acto seguido Mainoldi se encargó de firmar un parcial de 0-6 para el Fuenlabrada en un visto y no visto. El 19-23 de los primeros diez minutos de juego fue la mejor noticia para los titulares de la Caja Mágica.

Los blancos se agarraron descaradamente a Mirotic y a su crecimiento exponencial en las últimas jornadas. Un triple suyo a los trece minutos significó la primera ventaja de los locales en el marcador, 28-27, que se completó con un parcial de 7-0 para el Real Madrid.

Mirotic anotó, defendió, reboteó y fue despedido con una gran ovación cuando se fue al banquillo al final del segundo cuarto al cometer su segunda personal. Era en esos momentos el máximo anotador del partido, el más valorado y el artífice de que el Real Madrid hubiera dado la vuelta al partido, tras un parcial de 20-8 en el segundo periodo, 39-31.

El paso por vestuarios pareció enfriar las ganas del Real Madrid en la continuación, pero el Fuenlabrada ya no fue el mismo y comenzó a pagar sus carencias de centímetros y de calidad. Llegó el intercambio de canastas con saldo ligeramente favorable a los locales que ampliaron la ventaja hasta los doce puntos, 55-43, al término del tercer cuarto.

Con la victoria prácticamente decantada a favor del Real Madrid, el Fuenlabrada intentó minimizar la diferencia en la derrota, buscando sus opciones de estar en la Copa, aferrándose a los triples de Mainoldi, aunque todavía faltaba una última vuelta de rosca.

Una simple zona defensiva del Fuenlabrada le permitió llegar a los últimos minutos del partido con opciones de victoria, 71-68 a falta de 2.38 minutos y 71-70 a falta de 1.45.

El 71-73, tras triple de Valters, a falta de 1.20 minutos rompió los esquemas de todos. Prigioni con un triple tiró de veteranía y Ayón llevó el partido al límite.

Dos tiempos muertos consecutivos sirvieron para que Llull, esta vez sí, acertara en la puntilla con una canasta a falta de 1.4 segundos.

Tucker, en defensa y con un tapón sobre un tiro a la desesperada de Mainoldi, certificó la victoria del Real Madrid y la ausencia del Fuenla de la Copa del Rey.

. Ficha técnica:

76 - Real Madrid (19+20+16+21): Prigioni (9), Suárez (4), Velickovic, Fischer (8) y Llull (15) -equipo inicial-, Rodríguez (6), Reyes (11), Tucker (4), Vidal y Mirotic (19).

75 - Baloncesto Fuenlabrada (23+8+12+32): Laviña (5), Valters (13), Ayón (16), Guardia y Cortaberría (6) -equipo inicial-, Mainoldi (15), Kus (7), Colom (7), Biyombo (6) y Rabaseda.

Árbitros: Xavier Amorós, Juan C. García y Rial. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la 17ª jornada de la Liga ACB, disputado en la Caja Mágica ante 5.579 espectadores