Llull: "No juego para ser el mejor, juego para que ganemos la Décima"

Doncic: "Lo más importante es ser duros en defensa"

Sergio Llull

deportes

| 18.05.2017 - 10:25 h
REDACCIÓN

Sergio Llull, base del Real Madrid, no dudó en afirmar que los premios individuales son algo secundario para él y los explicitó al declarar que no juega "para ser el mejor jugador de la Euroliga, sino para que el Real Madrid la gane". "La experiencia te enseña que nadie te regala nada, que no puedes tener un segundo de despiste y que tienes que jugar 40 minutos como si no hubiera un mañana", dijo Llull.

El base dio las claves para tratar de ganar al Fenerbahce en la Final a Cuatro que arranca este viernes en Estambul. "Se le puede ganar haciendo las cosas muy bien. Tienen uno de los mejores equipos de la Euroliga. Tuvieron un bache al principio, pero ahora llegan en su mejor momento y juegan en casa con esa motivación extra. Va a ser complicado pero estamos preparados y debemos estar centrados en nosotros", apuntó.

PAPEL DE FAVORITOS

Sobre el favoritismo fue claro: "En estos torneos no hay favoritos. Somos los cuatro mejores equipos de Europa y todos tenemos opción. Vamos a intentar jugar mejor que ellos y ganar", afirmó.

El ambiente puede jugar en contra del Fenerbahce por sentirse demasiado presionados: "Ojalá les juegue en contra la presión de hacerlo en casa. Nosotros tuvimos la experiencia de 2015 y notamos los empujones de la afición cuando más lo necesitábamos".

Respecto al partido, Llull habló de que "lo lógico es llegar a un final ajustado entre dos grandes equipos. Y en esos momentos hay que tener la cabeza fría para poder decidir en los últimos instantes", observó. "Hemos jugado cuatro de las últimas cinco Final Four de la Euroliga -recordó- pero la de hace dos años de Madrid fue un poco especial. No es fácil llegar hasta aquí. Hay que valorar el trabajo hecho por todos".

LA SEMIFINAL

Sobre los últimos tiros y que en toda Europa afirman que Llull es el jugador más importante del Real Madrid, el menorquín se mostró modesto. "Siempre intento dar un paso al frente y asumir responsabilidades pero el equipo no depende de mi", subrayó.

Jugar esta fase final es complicado y a Llull se le pidió que explicara cómo la afrontan. "Si vas con el freno de mano (el viernes), el domingo juegas a las seis por el tercer y cuarto puesto. Son dos partidos, pero en nuestra mente solo esta el Fenerbahce. Hay que ir al cien por cien sin guardarte nada. Después, si todo va bien y ganas tienes que dar otra vez todo", finalizó Sergio Llull.

DONCIC: "LO MÁS IMPORTANTE ES SER DUROS EN DEFENSA"

Luka Doncic, jugador esloveno del Real Madrid, va a vivir su primera Final a Cuatro con 18 años siendo un jugador importante para su equipo, una final en la que, avisa, "lo más importante es ser duros en defensa".

"No estoy nervioso. Es un sueño hecho realidad, estoy muy contento de poder jugar esta Final Four. La anterior que vi es la de Madrid, que ganamos tanto en júnior como los mayores, y fue una experiencia muy bonita. Ahora, que tengo la oportunidad de ganarla con los mayores, es un sueño", dijo Doncic.

La joven estrella del Real Madrid demostró tener los pies en el suelo. "Jugando muy bien durante toda la temporada hemos quedado primeros en la fase regular, pero no hemos ganado nada todavía porque otros tres equipos también van a jugar la Final Four. Vamos a ir a por todas", indicó.

LOS CONSEJOS DE LOS VETERANOS

Sobre los consejos de sus compañeros, Doncic siempre se muestra agradecido. "Muchos jugadores siempre me dan consejos. Estamos muy unidos como equipo y estamos concentrados en trabajar para estar a tope en esta Final Four", zanjó Doncic.

Muchos ojos de la NBA estarán fijados en Doncic. "Lo más importante es disfrutar del baloncesto. Lo personal es lo segundo, lo primero es que gane el equipo y luego llega lo otro", confirmó.

El ambiente de Estambul puede afectar a muchos jugadores.

EL FENERBAHCE

"Tienen un publico increíble, uno de los mejores, pero es una motivación más para nosotros. A cualquier jugador le gusta más jugar en casa ante su afición, pero a otros les gusta jugar fuera, aunque cuando metes una canasta importante y todo el pabellón se cae es una alegría inmensa", explicó.

En el Fenerbahce, Bobby Dixon no llega al 1.80 metros, una oportunidad para un base de más de dos metros. "Dixon es un base más pequeño de lo normal y puedo tener ventaja ahí. Ya veremos", comentó Doncic.

Sobre si había hecho alguna promesa caso de ganar, Doncic se mostró cauto.

"No, pero hace tiempo hablamos de que me iba a cortar el pelo, pero no creo que lo haga", apuntó jovial. "Lo más importante es estar duro atrás, eso es lo que te da energía en el ataque", finalizó Luka Doncic.