Las múltiples variantes del líder

17 alineaciones diferentes en 20 jornadas, con cambios de sistema habitualmente

27 once diferentes entre los 30 partidos oficiales entre Liga (17 de 20), Copa del Rey (cuatro de cuatro) y Liga de Campeones

deportes

| 18.01.2016 - 14:33 h
REDACCIÓN

El Atlético de Madrid siguió por tercera jornada consecutiva en el liderato de la clasificación en esta temporada de Liga, con 17 alineaciones diferentes en 20 jornadas, con cambios de sistema habitualmente, incluso dentro del mismo partido, y con sus 30 goles repartidos en trece jugadores.

Son algunas de las múltiples variantes que maneja el argentino Diego Simeone, su entrenador, en una plantilla amplia, la de mayor número, 24 jugadores, y quizá la más competitiva desde que asumió el banquillo del conjunto rojiblanco, allá por finales de diciembre de 2011, y con un éxito indudable en cada competición de este curso.

27 ONCES DIFERENTES

Al liderato de la Liga, con dos puntos de ventaja y un partido más que el Barcelona, segundo, une su continuidad tanto en la Copa del Rey, en la que el próximo miércoles afronta el encuentro de ida de los cuartos de final contra el Celta, como en la Liga de Campeones, a la espera de enfrentarse al PSV Eindhoven en octavos.

Todo con minutos para los 24 integrantes de la plantilla y con 27 once diferentes entre los 30 partidos oficiales entre Liga (17 de 20), Copa del Rey (cuatro de cuatro) y Liga de Campeones (seis de seis). Sólo han coincidido tres alineaciones titulares. Una entre la novena y décima jornada, contra Valencia y Deportivo; otra ante Athletic y Málaga, y ahora en las visitas a Vigo y Las Palmas.

"Esta mitad de temporada hemos dado minutos a muchos futbolistas y ellos han respondido. Lo que nos está permitiendo estar en esa sintonía de juego en todas las competiciones es la posibilidad de que todos se sientan competitivos y todos estén competitivos cuando se los llama a causa", explicó el sábado el entrenador argentino.

DEL 4-4-2 AL 4-3-3

"Lo que siempre pensé, desde que me tocó jugar y cuando me tocó sobre todo jugar en equipos importantes, es que uno gana por la calidad del grupo. Es muy difícil ganar sólo con diez jugadores, porque la temporada es muy larga, la concentración es difícil sostenerla, hay momentos de mejor nivel en un futbolista que en otro y estará en mí y en ellos lograr combinar esta situación", añadió.

En su repetición del equipo titular más reciente, el que propuso para ganar en Balaídos (0-2) y en el estadio Gran Canaria (0-3), también modificó el sistema táctico de inicio, 4-4-2 en el primero y 4-3-3 en el segundo; una constante y una polivalencia que su equipo y él manejan con destreza desde que comenzó la actual campaña.

Es fácil ver uno, dos o tres cambios de dibujo según avanza cada encuentro, más aún en los últimos dos meses de competición, en los que cada configuración y colocación de cada línea está sujeta a la elasticidad en ese sentido que le ofrecen el rigor táctico, las opciones y las variadas características de sus futbolistas. Sólo la defensa de cuatro es inmutable este curso para el técnico argentino.

TODAS LAS VARIACIONES POSIBLES

Ha jugado con tres, con cuatro y con cinco en el centro del campo, con extremos, sin ellos, con un delantero, con dos, con un medio centro más pegado a la defensa, con dos más adelantados, con un 4-4-2, con un 4-3-3, con un 4-1-4-1, con un 4-4-1-1... Muchas variantes para un equipo que asume cada sistema de forma natural, también el meticuloso planteamiento de cada duelo del entrenador.

Igualmente, los retoques de nombres en el once titular, siempre sujeto a una base de futbolistas, y los cambios que tan buen resultado le han dado en los últimos tiempos. "Estamos mejorando muchísimo en la gente que está siendo determinante desde el banco. Es el revulsivo del equipo en estos momentos", valoró Simeone.

Entre los cinco partidos oficiales de este 2016, el técnico ha utilizado a 22 de sus 24 futbolistas de la plantilla. Todos menos el francés Lucas Hernández y el lesionado Tiago Mendes, con una fractura de tibia. Y de los 22, salvo Óliver Torres, todos han jugado al menos uno de esos encuentros desde el equipo titular.

COMPETENCIA INTERNA

Siempre con esa idea expresada insistentemente por Simeone de la transcendencia de la "competición interna" para el crecimiento de su equipo, elevada con las llegadas en este mercado de invierno de los argentinos Matías Kranevitter y Augusto Fernández y con la irrupción del ghanés Thomas Partey en el último mes y medio de competición.

Entre todas esas variantes, el Atlético sólo ha perdido uno de sus últimos 22 encuentros oficiales, con catorce victorias en los dieciséis duelos más recientes, concretados en la Liga en nueve triunfos en las últimas diez jornadas, 27 de 30 puntos, y con un liderato con una rentabilidad altísima de sus goles a favor, sobre todo porque nada más ha recibido ocho tantos en el campeonato.

Con cuatro de sus delanteros aún por debajo de la expectativas goleadoras en la Liga (Jackson Martínez, Fernando Torres y Ángel Correa suman dos y Luciano Vietto ha marcado uno en 20 jornadas), la producción ofensiva tiene un protagonista por encima de todos, Antoine Griezmann, con doce (18 entre todas las competiciones), y la aportación fundamental de ocho jugadores desde las otras líneas.

Desde el medio, Yannick Carrasco (3), Koke (2), Gabi Fernández (1), Thomas Partey (1), Tiago Mendes (1) y Saúl Ñíguez (1); desde la defensa, Diego Godín (1) y Filipe Luis (1). "Habla muy bien de que el equipo tiene muchas variantes para marcar goles", destacó el central José María Giménez tras el último triunfo de un Atlético que, a falta de cuatro meses de curso, es un aspirante a todo.