Las claves del buen inicio de año del Real Madrid

Zidane, el físico, la presión, la utilizaciónd e toda la plantilla y la portería a cero

deportes

| 09.01.2017 - 11:33 h
REDACCIÓN

El Real Madrid ha comenzado 2017 logrando un récord histórico del fútbol español, alcanzando el registro de 39 partidos sin perder que tenía el Barcelona de Luis Enrique, gracias a claves como la progresión técnica de Zinedine Zidane, el físico, la línea de presión o la importancia de toda la plantilla.

1. Zinedine Zidane: expone una modestia fiel a su forma de ser desde que llegó al banquillo del Real Madrid, pero la realidad muestra una clara progresión como entrenador. Tácticamente ha ido retocando a su equipo en función de las necesidades de los partidos, ha convencido a Cristiano Ronaldo a abandonar la banda izquierda y jugar de delantero centro y sus lecturas de partidos con los cambios ha mejorado.

En su favor siempre ha estado la buena gestión del grupo, la unión de las estrellas en torno a su figura y en el inicio de 2017 ha dado un ejemplo en la forma de llevar el problema creado por James. Ante su rajada, charla en privado y titularidad en el primer partido del año con un resultado inmejorable. Escribe su nombre en un récord histórico que plasma su buen trabajo. Saborea su mejor momento y el de mejor juego de su equipo.

2. El físico: ante el Sevilla y el Granada se vio un Real Madrid fresco, con buen físico para superar a sus rivales en partidos en los que metió un ritmo alto de juego. Zidane insiste en lo bien que ha venido a sus jugadores realizar una "minipretemporada" de una semana en las vacaciones navideñas.

Apretó en la intensidad del trabajo y recargó pilas para encarar con fuerzas la segunda parte del campeonato en la que se deciden los títulos más importantes. A esos momentos se asegura llegar con todos en buenas condiciones gracias a las rotaciones por las que está apostando.

3. La línea de presión: es la gran clave táctica de la evolución del juego del Real Madrid. Los aficionados blancos se han marchado encantados por el nivel mostrado en el arranque de año. Su equipo tiene más balón porque roba más arriba. La intensidad es mayor en el inicio de la presión.

Ante el Sevilla con jugadores que la aseguran como Morata o Marco Asensio. Frente al Granada lo extendieron jugadores que suelen hacer menor desgaste defensivo como Cristiano Ronaldo y Benzema. La presencia de un centrocampista más permite adelantar la línea de los centrocampistas y asfixiar en la salida de balón al rival. Un gol en cada partido fue fruto de robo y transición rápida.

4. La importancia de toda la plantilla: para Zidane hay jugadores intocables pero hace partícipes a todos y les concede importancia. Sienten de esta manera que en cualquier momento les llega la oportunidad y están enchufados para rendir. Ha conseguido tapar así ausencias de jugadores que forman su columna vertebral sin que apenas se notase en el nivel del equipo.

Todos los jugadores de campo han marcado, salvo Coentrao que apenas ha participado por sus múltiples problemas físicos. Y de la rivalidad crece el rendimiento del equipo, como han comenzado el 2017 demostrando James e Isco. El doblete del colombiano para reivindicarse en Copa del Rey, lo respondió cuando le tocó jugar el andaluz en LaLiga Santander.

5. Portería a cero: por segunda vez en toda la temporada el Real Madrid ha dejado dos partidos consecutivos su portería a cero. Cualquier rival le marcaba en el Santiago Bernabéu y en el inicio de año ha echado el candado.

El Sevilla tuvo más ocasiones pero se encontró con un gran Kiko Casilla y el Granada ni llegó a Keylor Navas. Zidane nunca se mostró preocupado por los tantos encajados pero sabe que si consigue estabilidad defensiva y su portería se queda a cero, es fundamental para lograr títulos.