La Vuelta se presenta con montaña inédita y sorpresas

Puerto Banús servirá de lanzadera a la Vuelta el 22 de agosto con una contrarreloj por equipos

La Vuelta terminará con el trayecto entre Alcalá de Henares y la capital, al final de un viaje de 3.374 kilómetros

Javier Guillén, director de la Vuelta, medalla de oro al mérito deportivo

Bradley Wiggins crea su propio equipo de ciclismo de cara a Rio 2016

deportes

| 09.01.2015 - 10:47 h
REDACCIÓN

La 70 edición de la Vuelta a España se presenta este sábado en Torremolinos (Málaga) fiel a su apuesta por la montaña, que este año aportará varias cimas inéditas como homenaje a una carrera que cumple 70 años, fiel a su identidad de finales emocionantes que proporcionan espectáculo.

La efemérides de 70 años de carrera y 80 desde su nacimiento ha exigido a la organización "innovar mucho", localizando nuevos finales elevados, como explica su director, Javier Guillén, quien recibirá la medalla de oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, otorgada por el Consejo Superior de Deportes.

SALIDA DEL PUERTO BANÚS

Puerto Banús servirá de lanzadera a la Vuelta el 22 de agosto con una contrarreloj por equipos de 7,5 kilómetros que llegará hasta Marbella, y el final regresa a Madrid el 13 de septiembre después de 21 etapas. Algunos datos ya se conocen. La Vuelta tendrá además una contrarreloj de 40 kilómetros en Burgos a 4 días del final, se incluirán 6 etapas llanas y 13 de media y alta montaña, con 10 finales en alto.

La organización no ha incluido metas legendarias como Lagos, Angliru o Bola del Mundo. La carrera sigue mirando al cielo, pero esta vez con finales inéditos. En la primera semana andaluza cien por cien se conocerán nuevas rampas, como Caminito del Rey, el segundo día, y La Alpujarra, con la primera gran etapa de montaña en la séptima etapa.

Tras el paso por la provincia de Alicante, donde espera la Cumbre del Sol, la Vuelta buscará el norte pasando por Aragón y Cataluña, hasta llegar a Andorra, donde tendrá lugar la etapa reina, de desnivel superior a los 5.000 metros, final en Cortals d'Encamp y un total de 6 puertos de gran dureza.

El País Vasco vuelve a acoger la Vuelta con una etapa que saldrá de Vitoria y acabará en Alto Campoo, la víspera de las etapas asturianas, donde espera el ascenso a la Ermita del Alba, en Quirós, una dificultad llamada a engrosar la nómina de grandes descubrimientos.

Después de una segunda jornada de descanso, la Vuelta vivirá la cronometrada de Burgos como una de las citas clave, donde los especialistas del reloj tratarán de enjugar el tiempo perdido en la montaña. Pero aún esperarán más sorpresas que se desvelarán en Torremolinos, pues la sierra de Ávila y de Madrid serán escenario de las últimas batallas por la general.

La Vuelta terminará con el trayecto entre Alcalá de Henares y la capital, al final de un viaje de 3.374 kilómetros. Un diseño que "invita a la historia y la tradición", según Guillen, quien no abandona la apuesta por la innovación descubriendo llegadas inéditas que aporten espectáculo e interés deportivo hasta el último metro.