La española Murúa diploma olímpico en triatlón

Ainhoa Murua

deportes

| 04.08.2012 - 13:34 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La suiza Nicola Spiring fue más fuerte en el remate final de la carrera de 10 kilómetros para ganar hoy el título olímpico de triatlón, en una prueba en la que la española Ainhoa Murúa concluyó séptima.

A 100 metros de la meta, la competidora de 30 años lanzó un ataque feroz y cuando parecía con ventaja para entrar sola a la meta, necesitó sacar su potencia para aventajar por una minúscula ventaja a la sueca Lisa Norden, aunque ambas cronometraron 1h 59:48.

La prueba transcurrió en Hyde Park, con el concurso de kilómetro y medio de natación en el lago "The Serpentine", la carrera de ciclismo en un circuito que pasó por el Buckingham Palace, al que le dieron siete vueltas, y cierre de carrera pedestre de 10 kilómetros, con cuatro vueltas de 2,5.

Con el apoyo de los hinchas apostados a lo largo del lago, la británica Lucy Hall dominó en la prueba de natación con 18:17 minutos, seguida de la danesa Line Jensen (18:21) y la japonesa Mariko Adashi (18:25), pero las tres cedieron en el resto de la competencia y concluyeron alejadas de las medallas.

Después de la prueba en bicicleta y la transición al atletismo, la alemana Anje Dittmer lideraba con 1h 26:06, seguida de Lisa Norden y la neozelandesa Andrea Hewwit, con el mismo tiempo.

En la carrera, un grupo de varias corredoras, entre ellas la española Murúa, se mantuvo en la punta en la primera vuelta, pero antes de llegar al kilómetro cinco se despegaron Spiring, Norden, la australiana Erin Densham y la británica Helen Jenkins, campeona mundial.

La última parte de la competencia fue dramática, con intentos de escapada hasta el último kilómetro en el que Spiring sorprendió con un jalón y parecía fuerte hacia la meta, pero de repente apareció desde atrás Norden y estuvo a milésimas de segundo de arrebatarle la victoria. No le dio tiempo, aunque aseguró plata delante de la australiana Densham.

Murúa se había rezagado en la segunda parte, pero siempre estuvo entre las ocho mejores y cerró fuerte para colocarse séptima; metros antes de la meta aceleró y celebró como si hubiera ganado medalla, en su tercera participación olímpica.

"Estoy muy feliz, es mi mejor actuación; me he sentido cómoda y he hecho lo mejor que he podido", dijo a Efe Murúa, que había concluido vigésimo cuarta en Atenas 2004 y vigésimo octava en Pekín 2008.