Kroos: "Para mí es casi secundario subir al ataque"

"Es bueno que con los años me retrase en el campo"

Modric se entrena en su día libre y dice estar recuperado

Toni Kroos

deportes

| 02.03.2015 - 12:54 h
REDACCIÓN

El centrocampista alemán Toni Kroos tiene claro que tiene en el Real Madrid un papel "casi secundario" en el fútbol de ataque del conjunto blanco, que ya posee "muchos jugadores de mentalidad ofensiva" y el que se centra en dirigir las operaciones con "el papel más defensivo" en el centro del campo y que el equipo esté "bien posicionado"

"Con los años me he estado poco a poco moviendo más hacia atrás y eso está bien para mí. En el Real Madrid es importante que tengamos el equilibrio adecuado. Normalmente tenemos un montón de jugadores de mucha mentalidad ofensiva en el terreno de juego, así que para mí es casi de importancia secundaria el subir al ataque. En lugar de esto, me centro en cómo sea el juego en el centro y que estemos bien posicionados", señala Kroos en declaraciones a fifa.com que recoge Europa Press.

"ME GUSTA MUCHO JUGAR DE MEDIOCENTRO"

En este sentido, lo más importante para el germano es que al término de los partidos uno sienta que ha sido "capaz de trabajar bien en el equipo". "Tenemos la tendencia a jugar con tres medios y por el momento tengo el papel más defensivo, y lo hemos hecho así desde el comienzo de la temporada", aclara.

"Me gusta mucho jugar allí y por supuesto que el entrenador establece una serie de exigencias para jugar en esa posición, pero muchas de ellas coinciden con mi propia interpretación de cómo jugar allí. Así que en ese sentido estoy encantado con cómo van las cosas", subraya.

Además, Kroos recalca la importancia que tiene su club en todo el mundo. "Una vez que llegamos a Dubai tuve la sensación de que la gente eran incluso más locos de lo que lo están en Madrid y en España. Eso lo dice todo. El club ha ganado un increíble número de trofeos y todavía cuenta con un equipo de alta calidad con jugadores de primer nivel. Creo que es lo que hace al Real Madrid tan interesante", confiesa.

Kroos sabe que 2014 fue "un año especial, especialmente exitoso". "Pero cuando consigas tanto y ganas títulos, especialmente la Copa del Mundo, desde fuera siempre parece que repentinamente jugaste mejor que antes, pero nunca he creído en eso y todavía no lo creo. Tanto mi selección como yo mismo estábamos ya jugando a un alto nivel, la única diferencia es que tuvimos algo para mostrarlo el año pasado.

"Sin embargo, yo todavía di un paso hacia adelante. Después de todo, mostrar lo que tú puedes hacer en una Copa del Mundo y luego pasar de Munich a Madrid no es fácil", añade al respecto el centrocampista internacional.

El madridista también asegura que "la parte mental es siempre importante en el fútbol". "Cuando logras éxito por ganar un gran título de repente todo parece ser más fácil para ti, pero siendo honesto, nunca he tenido problemas con la parte psicológica de las cosas", apunta.

"CONFÍO EN MI HABILIDAD EN CUALQUIER TIPO DE SITUACIÓN"

Y esta tranquilidad le ayuda en su juego. "Simplemente confío en mi habilidad en cualquier tipo de situación porque sé que de lo que soy capaz y entonces no hay necesidad de caer en el pánico. Además, hay cosas más importantes que el fútbol, el peor escenario tras un partido es que lo pierdas, nada más, aunque por supuesto no significa que no esté centrando o que no quiera ganar, pero esa perspectiva me da una cierta tranquilid ...

Sobre el hecho de que en su país se le considerase desde muy joven uno de los grandes talentos alemanes, Kroos tiene claro que "no" sintió presión, que "venía del exterior". "Cuando uno empieza a jugar al fútbol, sueña con ganar títulos importantes, pero nunca me presioné a mí mismo pensando que algún día debía ser campeón del mundo. Si no hubiéramos ganado en Brasil, estaría con el mismo buen humor", comenta, recalcando que "la progresión de un futbolista requiere tiempo y que, independientemente de lo bueno que sea, nunca debe precipitarse".

Kroos cree que en Brasil fueron "una piña" y que tuvieron la suerte de tener a "un entrenador excelente" como Joachim Loew, que les preparó "muy bien ante cada rival". "Sabíamos que sólo seríamos campeones si nos manteníamos unidos, si actuábamos siempre en bloque tanto para defender como para atacar", puntualiza.

"Nosotros no tenemos esa clase de jugadores en los que puedes confiar para que resuelvan los partidos solos mientras el resto se dedica a defender. Éramos conscientes de que todos debíamos participar en labores defensivas y que teníamos que jugar al fútbol como un equipo. Logramos plasmar perfectamente estas ideas en el campo y, por eso, a mi modo de ver, no hubo ninguna selección mejor que la nuestra", añade al respecto.

De todos modo, no se considera que fuera uno de los líderes del equipo alemán. "No me gusta mucho eso, pero es verdad que procuro asumir mi responsabilidad. Siempre ha sido así, dada mi posición en el campo. Mi estilo requiere involucrarme mucho en el juego y entrar constantemente en contacto con el balón. Es inevitable estar presente", indica el centrocampista del Real Madrid, que recuerda como "igualada" la final contra Argentina donde tuvieron "la suerte del campeón".