Kim López da a España el primer oro en los Juegos Paralímpicos

Campeón pararalímpico en lanzamiento de peso en Río'2016: "Ha sido la mejor competición de mi vida"

El atleta español Kim López González recibe la medalla de oro de la prueba masculina de lanzamiento de bala F12

deportes

| 08.09.2016 - 17:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El lanzador de peso valenciano Kim López, con su victoria en Río de Janeiro en la categoría F12 de discapacitados visuales, ha conseguido la medalla de oro número doscientos para España en unos Juegos Paralímpicos. De las doscientas medallas de oro que tiene España en unos Juegos Paralímpicos, la deportista más laureada es Purificación Santamarta, atleta burgalesa con discapacidad visual que logró once en seis Juegos Paralímpicos.

Los nadadores Richard Oribe, con nueve, y Teresa Perales, con ocho y aún en activo, siguen a Purificación Santamarta en el historial de deportistas con más medallas de oro de España. En total, España ha ganado 200 medallas de oro, 207 de plata y 214 de bronce en trece Juegos Paralímpicos.

"HA SIDO LA MEJOR COMPETICIÓN DE MI VIDA"

Kim López ha dicho que su medalla de oro era algo inesperada porque sólo pensaba en "subir al podio" y la de bronce le habría "bastado", pero al final encontró el premio mayor a la "mejor competición" de su vida deportiva.

"Esta medalla sabe a oro del bueno, estoy muy contento, no la esperaba. Intentaba pensar en subir al podio, el bronce me habría bastado, pero cuando me he visto arriba me he dicho 'vamos a muerte'", se sinceró López ante los medios.

De todos modos, aseguró que "no" pensó que lo tenía casi hecho cuando lanzó 16.44 metros, su mejor marca personal. "Ha sido la mejor competición de mi vida, al mejorar mi marca me he venido arriba y ya estaba contento, había hecho lo que tenía que hacer", indicó.