Jordi Ribera: "En la cabeza de todos está llegar a las semifinales"

Joan Cañellas:"Queremos demostrar el potencial de este equipo"

Raúl Entrerríos: "Tenemos que explotar lo bueno que tenemos, que es mucho"

Los 'Hispanos' quieren resarcirse de la ausencia olímpica con una medalla en el Mundial de Francia

Jordi Ribera

deportes

| 11.01.2017 - 10:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El seleccionador español de balonmano Jordi Ribera no dudó en señalar la lucha por las medallas como el objetivo de los Hispanos en el Mundial que arrancará esta noche en Francia. Para ello, el nuevo preparador español, como señaló en una entrevista concedida a la Agencia EFE, confía en las buenas sensaciones dejadas por el equipo en el torneo internacional disputado en Irún en el que España venció con claridad a Polonia, Argentina y Catar.

Resultados que sólo se vieron empañados por los problemas físicos de Raúl Entrerríos, si bien el preparador español se mostró optimista de que "con un poco de descanso" el central podrá disputar finalmente el torneo, aunque Ribera no desveló si será posible su concurso, mañana, ante Islandia.

¿Con qué sensaciones llega España a este Mundial?

En el torneo de Irún, pudimos poner en práctica todo lo que habíamos entrenado, además todos los jugadores han podido participar tanto en momentos con un marcador amplio como en otros con un resultado más ajustado y hemos salvado los momentos difíciles que se nos han planteado. Llegamos con buenas sensaciones.

¿Qué es lo que más le ha gustado del equipo en esta fase de preparación?

Poco a poco hemos ido mejorando en el trabajo defensivo, porque empezamos con ciertas dudas en el primer tiempo del partido con Polonia, pero luego hemos ido mejorando y eso nos ha dado la seguridad para poder salir al contraataque, que tiene que ser una de nuestras armas. Además, en ataque ha habido bastante variedad de recursos ofensivos y eso es un punto importante

¿En qué aspectos del juego cree que la selección debe dar todavía un paso más adelante?

Ahora lo que va a ser la propia competición la que nos va a ayudar a crecer. En el Mundial, nos vamos a encontrar con situaciones mucho más difíciles de las que nos hemos encontrado en este torneo y ahí se verá realmente cuál es nuestra fortaleza.

Buenas sensaciones que han quedado un poco oscurecidas por esos problemas físicos de Raúl Entrerríos. ¿Va a poder contar finalmente con él?

Hemos viajado con diecisiete jugadores y tenemos la opción de hacer dos cambios durante la competición, lo que nos da la posibilidad de alargar un poco más el proceso de recuperación. Raúl ya había tenido anteriormente estas molestias y pudo jugar la Copa ASOBAL, lo cual nos genera cierto optimismo de que con un poco de descanso pueda participar finalmente en el Mundial.

Los mejores momentos de la selección han llegado con Dani Sarmiento como director del juego. ¿Puede ser este su Mundial?

Dani ha estado muy bien en la dirección del juego, pero ya demostró en el pasado preolímpico que está en un gran nivel, como también lo ha demostrado en el inicio de la temporada en Francia y su actuación en Irún es una confirmación. Está con mucha confianza.

¿Le preocupa que cuando no ha estado Sarmiento en pista el juego del equipo haya sido menos fluido, más lento?

Creo que tenemos jugadores que nos dan diferentes posibilidades en el juego y eso es importante, porque nos permite cambiar el estilo de juego con el cambio de algunos jugadores.

En defensa ha probado con varias combinaciones para evitar los cambios ataque-defensa, pero los momentos de mayor solidez han llegado con Viran Morros y Gedeón Guardiola en el centro de la defensa, lo que le obligará a seguir haciendo dos cambios.

Hemos intentado trabajar con diferentes combinaciones en el centro para que los jugadores se vayan sintiendo cómodos y eso nos pueda ayudar en determinados momentos en la salida del contraataque, pero está claro que habrá otros en los que necesitaremos recurrir a nuestra mejor formación defensiva.

Hablando de los rivales, el primero será una selección islandesa que vive pendiente del estado físico de su gran estrella, Aron Palmarsson

No jugó el torneo de preparación que disputaron en Dinamarca, pero sí ha viajado al Mundial. Es un equipo que está creciendo, que tiene algunas nuevas incorporaciones y va a ser un test importante, porque aunque no es un partido decisivo, siempre es importante empezar ganando, porque te da confianza.

¿Qué destacaría del resto de los rivales del grupo?

Siempre hemos dicho que es un grupo exigente, porque quitando a Angola que es el menos conocido, los demás rivales están a un nivel muy alto, Eslovenia, Macedonia, Túnez e Islandia son equipos que están a un nivel muy alto y nos van a obligar a dar lo mejor de nosotros para poder ganar.

El hecho de que Eslovenia se le haya atragantado últimamente a España. ¿Convierte ese último partido en más peligroso?

Hay que ir paso a paso, porque no es lo mismo llegar a ese partido final con urgencias que tranquilo, por eso ahora hay que pensar en Islandia y lo demás ya irá llegando, cuando nos toque jugar con Eslovenia ya veremos cómo llegamos los dos equipos.

¿Cuál es el objetivo que se marca en este Mundial?

Está claro que en la cabeza de todos está llegar a las semifinales, luchar por las medallas, pero hay que vivir la competición paso a paso y ahora hay que pensar en Islandia y luego en el siguiente partido y luego en el siguiente, con la idea de ir creciendo y saber cuáles son nuestras posibilidades reales.