Jessica Vall, bronce en los 200 braza en el Mundial de Kazan

Su primera final y tercera del mundo con record de España (2:22.76): "Estoy que no me lo creo"

Por primera en la historia hubo tres medallas de bronce en una misma prueba

El relevo español masculino de 4x200 libre obtiene el billete para Río con récord

Duane da Rocha se quedó fuera de la final de 200 metros espalda

La selección femenina de waterpolo quedó 7º tras derrotar a Rusia

Jessica Valls

deportes

| 07.08.2015 - 16:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La catalana Jessica Vall triunfó en la piscina de Kazán al lograr un bronce en la prueba de 200 metros braza. La nadadora logró su medalla en los Mundiales gracias a un magnífico esprint en el último largo que concluyó con tres deportistas con el mismo tiempo (2.22.76).

Pese a partir en la final con la séptima mejor marca, Vall, bronce continental el año pasado en Berlín, ha firmado un gran final de prueba para hacerse con el mismo metal con un tiempo de 2:22.76, nuevo récord de España. Es la tercera presea para España en esta cita, la primera en la natación de piscina, tras la plata y el bronce Ona Carbonell en las pruebas de solo de la natación sincronizada.

EL RELEVO, A RÍO

El relevo español 4x200 libre masculino ha obtenido por primera vez en la historia la clasificación olímpica tras nadar en 7:15.80 y rebajar en más de cuatro segundos (7:15.80) el anterior tope nacional. El cuarteto formado por Miguel Durán, Víctor Manuel Martín, Albert Puig y Marc Sánchez se quedó a 47 centésimas de acceder a la final del Mundial, ya que ocupó la novena plaza del total de las diferentes series.

Todo eran sonrisas entre el equipo, que tuvo que esperar unos minutos en la zona mixta antes de concretarse la clasificación. Duran, Puig, Martín y Sánchez descansaron en unas sillas mientras con el corazón acelerado seguían por televisión el resto de series.

Al final, España fue novena por delante de equipos como el japonés y el francés. "Estoy muy contento, hemos reventado el récord de España", ha dicho Victor Manuel Martín. "Estamos contentísimos, hemos bajado cuatro segundos el récord de España, ha sido superbien", ha comentado Puig, quien considera que este relevo es una apuesta para el futuro.

"Veníamos con la idea de intentar clasificarnos para los Juegos Olímpicos y lo hemos conseguido", ha indicado Marc Sánchez. Martín ha admitido que le hubiera gustado nadar la prueba en línea, pero está muy satisfecho con el resultado logrado. "En su momento no me salió bien. Le doy muchas gracias a la Federación por apostar por mi, aunque sea para nadar el relevo", ha comentado.

DA ROCHA, FUERA DE LA FINAL

Por su parte, Duane da Rocha consiguió clasificarse para las semifinales de los 200 espalda con el decimosexto y último mejor tiempo al nadar en 2:11.53, en una prueba en la que fue baja de última hora Melani Costa.

Da Rocha nadó en la misma serie que la húngara Katinka Hosszu, que fue la mejor en las series con 2:07.17, y aprovechó la inercia para obtener la clasificación en unos meses complicados para la española, debido a la operación de apendicitis a la que tuvo que someterse a principios de junio. Sin embargo, no logró acceder a la final puesto que logró el 15º mejor tiempo (2:12.90) de semifinales.

En el resto de pruebas, los españoles no progresaron. En los 800 libre ni Melani Costa ni Bea Gómez pudieron acceder a la final. Costa fue decimotercera con 8:34.89, mientras que Bea Gómez finalizó vigésimo segunda en el total con 8:41.72. La semifinal la dominó la estadounidense Katie Ledecky con 8:19.42.

Miguel Ortiz-Cañavate tampoco pasó a la siguiente ronda. Nadó los 50 libre en 22.62, 10 centésimas por encima de la marca que tenía acreditada y quedó eliminado. El corte lo estableció el griego Odyssefs Meladinis con 22.47.