Jémez: "Tenemos que demostrar que hay hambre y ambición"

Larrivey: "Mi deseo es seguir en el Rayo Vallecano"

Arbilla: "El objetivo es seguir con la dinámica y disfrutar hasta el final"

El mexicano Nery Castillo y el guineano Lass no se ejercitan con el grupo

El canterano Rubén Ramiro entra en la convocatoria del Rayo Vallecano

Paco Jémez

deportes

| 25.04.2014 - 12:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

aco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, declaró que, una vez que se han sumado 40 puntos y la permanencia está "prácticamente conseguida", es "una obligación intentar ser décimos" en la clasificación y demostrar que hay "hambre y ambición" en el equipo.

"No me vale que la gente pueda pensar que está todo hecho y que ya vale. Todos los días, en los entrenamientos y partidos, hay que demostrar que queremos más. Aquí todos los días tenemos que demostrar que hay hambre y ambición", dijo Jémez, en rueda de prensa.

OBJETIVO, LOS 10 PRIMEROS

Una vez que se han sumado 40 puntos y la permanencia está "prácticamente" conseguida, Jémez aseguró que el "objetivo real" que hay que plantearse "ahora es quedar entre los diez primeros".

"Llevamos con ese objetivo algunos partidos, pero para conseguir objetivos mayores hay que conseguir primero la salvación, que aún matemáticamente no la tenemos. Sobre el nuevo objetivo, llevo muchas semanas diciendo que no me vale la permanencia. Es una obligación nuestra intentar ser décimos. Es un objetivo real y nos lo tenemos que plantear como reto bonito", confesó.

"Tenemos que ser ambiciosos, hay que seguir exigiéndonos y si podemos hacer los doce puntos que quedan mejor. El año pasado ganamos dieciséis partidos y este año llevamos doce, así que podemos igualar lo del pasado. Esos objetivos me motivan, al equipo también, y vamos a intentar hacer una temporada fantástica", apuntó.

El técnico canario dio su punto de vista acerca del Granada, al que se enfrentarán mañana en el estadio de Los Cármenes y que también buscara una victoria que les asegure la permanencia.

"Me parece un buen equipo en conjunto, con una línea arriba importante con Piti, Ibrahimi y El Arabi. Son jugadores rápidos, potentes, fuertes, y es un equipo muy bien compensado en el medio. Son capaces de ganar a cualquiera y es un equipo ante el que hay que tener cuidado de no perder el balón", señaló.

EL PELIGRO DEL GRANADA

"Ellos tienen jugadores de calidad y son capaces de tener el balón, pero no vamos a hacerle un partido fácil. La película que tengo del partido será distinta a la que tengan ellos. Hay que rodarla como yo quiero, no como quieran ellos. Debemos ser agresivos, no amedrentarnos por la salida del equipo y tener mucha personalidad. Esa es la base, que no nos arruguemos y seamos valientes. Así tendremos opciones de ganar", comentó.

"Este es un partido que me gusta, porque son de los que más exigen. Tenemos que jugar a tener el balón, que ellos no lo tengan, y sepamos gestionar las perdidas de balón, porque ahí vamos a hacer daño", aseguró Jémez, que avisó de que el ambiente que se encontrarán en Los Cármenes no influirá en su juego.

"Llevo muchos años jugando y los ambientes son importantes, pero al final los que ganan o pierden son los jugadores. No nos vamos a ver influenciados por su afición. Está claro que ganar con apoyo de la afición es más sencillo, pero el hecho de que podamos pensar que hay ambiente hostil da un poco igual. Ellos jugarán con sus bazas y no es ninguna complicación. Creo que es un partido complicado, difícil, y a mi el ambiente no me preocupa", dijo.

Finalmente, Jémez ironizó con las críticas que durante gran parte de la temporada ha recibido el equipo y que en los últimos tiempos, debido a la buena racha de resultados, se han tornado en halagos.

"Las críticas me las tomo normal. En mi trabajo solo hay blanco y negro, halagos o críticas, no hay punto medio. Es parte del juego. Cuando me hice entrenador lo tenía claro. Cada uno habla como quiere y puede cambiar su opinión sin problema y no pasa nada. Hoy dices A, mañana B y no pasa nada. Yo no me meto en el trabajo del resto, pero hay gente que cree que sabe de lo que no es lo suyo", declaró.

"A mi las criticas me refuerzan y me hacen pensar, porque a lo mejor algunas llevan razón. Para mi las criticas en un momento dado, con respeto, siempre son buenas. Seguramente hacen muchas veces los halagos más daño que las criticas, porque te pueden hacer acomodarte. A alguno le doy las gracias por sus críticas, porque me han hecho despertar y pensar que podemos hacer las cosas mejor", concluyó.

LARRIVEY: "MI DESEO ES SEGUIR EN EL RAYO"

Joaquín Larrivey, delantero argentino del Rayo Vallecano, declaró que su "deseo" para la próxima temporada es "seguir" en el Rayo Vallecano, puesto que se encuentra "contento" en el conjunto madrileño, con el que tiene el objetivo esta campaña de acabar entre los diez primeros de la clasificación.

Larrivey, de 29 años, llegó al Rayo Vallecano la pasada temporada, procedente del Atlante mexicano, y acaba contrato con el conjunto madrileño el 30 de junio.

"Son cosas que prefiero dejarlas para final de todo y son situaciones que evidentemente se van hablando, pero yo estoy encantado aquí porque desde el primer día me sentí muy bien y el club, la afición, los compañeros y el cuerpo técnico me han tratado espectacular", dijo Larrivey, en rueda de prensa.

"Está siendo un año muy bueno y estoy feliz, más allá de lo futbolístico. Me encantaría seguir, pero se tendrán que poner de acuerdo la gente del club con mi agente. Son cosas en las que nunca me gusta entrar, pero siempre dije que mi deseo es seguir aquí y cuando termine el campeonato se hablará", afirmó.