Jémez: "Siempre espero el partido perfecto de mi equipo"

Fatau por Zé Castro, única novedad del Rayo frente al Barcelona

"Xavi es un referente de cómo se juega y cómo entiendo el fútbol"

deportes

| 03.10.2014 - Actualizado: 17:37 h
REDACCIÓN

Paco Jémez, entrenador del Rayo Vallecano, aseguró, en vísperas de medirse al Barcelona, que "siempre" espera "el partido perfecto" de su equipo, que llega a este encuentro reforzado por las dos victorias consecutivas ante Athletic y Levante. Una de los muchos aspectos que mañana intentará cuidar el conjunto rayista es el de la posesión del balón, consciente de que parte de sus opciones pasan por dominar ese factor.

"Para sacar un punto o ganar al Barcelona no vale la posesión solo y la prueba es que el año pasado se la quitamos y nos ganaron. Es un equipo que tiene argumentos y yo siempre espero el partido perfecto de mi equipo y ganarle al rival en casi todo. Siempre espero lo mejor de mi equipo y espero que se gane, aunque el Barcelona no va a regalar nada", declaró Jémez, en rueda de prensa.

SIN ZÉ CASTRO

El técnico del Rayo, que cuenta con la importante baja en el once del central Zé Castro, buscará una alternativa para suplir al portugués entre Jorge Morcillo y el lateral derecho Tito, del que dijo que puede ser "un buen recurso" por sus condiciones de "hombre rápido y competitivo".

"Es evidente que cuando un equipo funciona intentas tocarlo lo menos posible. Nosotros tenemos una plantilla muy amplia y muy equiparada, y un jugador u otro en una posición no es muy determinante. Viendo los dos últimos resultados los que juegan lo están haciendo bien y hay que darles confianza", apuntó.

Uno de los perjudicados por esa intención de dar continuidad a los que vienen jugando es el extremo derecho mexicano Javier Aquino, que parece haber perdido su sitio en el once en detrimento del portugués Licá.

"Licá se ha ganado a pulso el hecho de seguir en el equipo. También es uno de los puestos donde más igualdad hay. Solo hay que ver la gente que se está quedando fuera, como Embarba o Lass, que están entrenando fenomenal", confesó.

"No es solo una pelea entre ellos dos, es de todos y es una pelea muy buena. Licá se ha ganado el derecho a seguir, pero Aquino salió el otro día, hizo lo que le pedí y lo que necesitaba el partido en ese momento. Si pudiera jugar con los dos lo haría", destacó.

Uno que jugará fijo mañana bajo los palos es el portero Toño, que en los dos partidos disputados ante Athletic y Levante ha cuajado buenas actuaciones y no ha encajado goles.

"Siempre me alegro por todo lo bueno de mis jugadores, lo que pasa es que a veces lo bueno de uno es para otro malo. Toño ha estado en el momento y en el sitio oportuno. Ha aprovechado su oportunidad y está jugando. Ahora depende de él. Si lo hace bien lo mínimo es mantener la confianza que se ha ganado. La decisión de elegir a uno u otro se basa en pequeños detalles", finalizó.