Jémez: 'Nos sentimos humillados y pisoteados, fue vergonzoso'

"Estoy orgulloso de mi equipo, ha jugado muy bien y no ha hincado la rodilla"

"Es un lance del juego, no creo que Tito quisiese hacer esa entrada, no es mal intencionado"

deportes

| 20.12.2015 - 20:09 h
REDACCIÓN

Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano, fue crítico con el arbitraje recibido en el estadio Santiago Bernabéu ante el Real Madrid, y afirmó que se sienten "pisoteados y humillados" por las dos expulsiones que permitieron la remontada blanca y la goleada por 10-2.

"Hacía mucho tiempo que no veía algo tan esperpéntico y vergonzoso como lo que he presenciado en el campo, que no beneficia al Real Madrid, ni a nosotros, ni al fútbol español ni al estamento arbitral", criticó.

"ESTOY ORGULLOSO DE MI EQUIPO"

"Hemos perdido con nuestro fútbol pero nos sentimos pisoteados y humillados. Estoy orgulloso de mi equipo, ha jugado muy bien y no ha hincado la rodilla. Espero que no se repita esto que hace mucho daño a todos. Apoyo a mis jugadores que han hecho un gran esfuerzo a pesar de todo y, ahora, es difícil consolarles porque se sienten pisoteados", añadió.

No quiso aclarar Paco las jugadas que provocan su dura crítica, si fue la expulsión de Tito o la de Raúl Baena con un penalti. "Todo lo considero injusto" y dejó claro que controló su enfado y evitó hablar con el colegiado Iglesias Villanueva.

"El partido ha durado lo que hemos tardado en perder dos jugadores y encajar goles. Quedarte con uno menos era definitivo pero con dos es un asesinato. No hay manera de aguantar eso. El partido ya se había puesto tremendamente complicado y feo. Con once habría sido mucho más bonito para todos", dijo.

"LA ENTRADA DE TITO ES UN LANCE DE JUEGO"

No admitió el técnico del Rayo que la entrada de Tito a Toni Kroos con 1-2 en el marcador era merecedora de roja directa. "Es un lance del juego, no creo que Tito quisiese hacer esa entrada, no es mal intencionado. No le puedo achacar al jugador nada ni culparle".

Paco encontró a su vestuario roto tras encajar diez goles. "No sé si los aficionados del Real Madrid lo abran pasado bien pero la mayoría de la gente no estábamos a gusto, sin saber explicar lo que había pasado".

"Es una pena que pasen estas cosas en la mejor liga del mundo. Me he encontrado extraño, a veces parecía un sueño que no puede ser verdad. Entras al vestuario y ves a tíos como castillos llorando. Da pena ver profesionales que se preparan para esto y por circunstancias raras han podido disfrutar poco rato porque algo que no está dentro del raciocinio les ha impedido poder mostrar en el campo, cuando la gente sacaba pañuelos y eso es que lo estábamos haciendo bien", manifestó.

EL DEBÚ DE MONTIEL

Destacó Paco el debut del joven Jonathan Montiel y su desparpajo. "El marco era espectacular para un chico como él pero el partido no estaba fácil. Ha aportado su desparpajo, no se qué pasará en el futuro pero tengo muchas esperanzas depositadas en él".

Lo que se lleva Paco del partido es la imagen dejada por su equipo en grandes minutos del primer acto, aunque lamentó la factura que paga con dos expulsiones y perdiendo a Nacho sancionado por acumulación de tarjetas ante el Atlético de Madrid.

"He disfrutado muchos minutos con un fútbol sensacional, con llegada y posibilidades de hacer gol pero no sólo es lo perdido aquí, sino de cara al siguiente partido. El daño lo vamos a llevar colgado una semana ante el Atlético de Madrid. Intentaremos recomponernos como podamos", sentenció antes de desear "feliz navidad a todos, incluido el árbitro".