Jémez: "El día que no juguemos perfecto perderemos siempre"

"Hay que buscar los mecanismos para encajar menos goles"

"Cuando encontremos el equilibrio seguramente empecemos a ganar"

deportes

| 23.09.2014 - 13:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Paco Jémez, técnico del Rayo, declaró que el Athletic Club de Bilbao, al que se medirá en Vallecas, tiene "bagaje y caché para ser tomado en serio", pese a que está pasando "una mala racha", y aseguró que su equipo para ganar debe jugar perfecto, puesto que el día que no lo haga perderá siempre.

El Rayo llega a este partido liguero frente al Athletic después de dos derrotas dolorosas en Vallecas ante el Elche (2-3) y en El Madrigal frente al Villarreal (4-2).

"Hay que trabajar, mejorar y cometer menos errores y no los mismos. Tenemos muchas cosas buenas, pero estamos todos fastidiados porque ya teníamos que haber ganado. El equipo hace muchas cosas bien, pero también muchas mal, y para eso trabajamos", dijo Jémez, en rueda de prensa.

"CUANDO ENCONTREMOS EL EQUILIBRIO COMENZAREMOS A GANAR"

"Hay que buscar los mecanismos para encajar menos goles, porque arriba estamos bien y llevamos seis goles marcados en cuatro partidos. Cuando encontremos el equilibrio seguramente empecemos a ganar", confesó el técnico franjirrojo, que habló sobre la última derrota ante el Villarreal, que ha dejado dos lecturas por el juego desplegado.

"El otro día, más que por errores puntuales, perdimos por no salir con la mentalidad adecuada. No puede ser que hiciéramos una primera parte espectacular y en la otra saliéramos amedrentados. Perdimos por falta de mentalidad y por ser cobardes y querer defender no sé qué. El Villarreal hizo su trabajo en la segunda parte, que fue lo mismo que nosotros en la primera. Es un partido muy bien perdido y merecidamente perdido, por cagones", apuntó.

"Los cuatro goles del Villarreal están bien encajados y esas son las soluciones que tengo que encontrar, el mecanismo y el orden. Pese a que llevamos dos días, hemos trabajado mucho este partido. Los jugadores han visto el vídeo y lo hemos trabajado mucho para que vean que pasa con una manera de jugar y con otra", comentó.

"La primera parte del otro día frente al Villarreal es la mejor desde que hemos empezado, no hay que agarrarse solo a lo malo. El del Deportivo cualquier otro equipo lo hubiera ganado, pero tranquilos, que por ahí andan diciendo que tenemos la mejor plantilla en diez años, así que acabaremos quintos o séptimos", ironizó el técnico rayista.

ANUNCIA ROTACIONES

Jémez avanzó que frente al Athletic es probable que haya rotaciones, tal y como ocurrió ante el Villarreal con la entrada en el centro de la zaga de Jorge Morcillo o en el extremo derecho del portugués Licá.

"Hay gente que entra y sale del equipo y lo que buscamos es frescura, algo distinto. Habrá caras nuevas y otras que no. Lo mismo que ellos tienen que cambiar cosas y mejorar, yo también que mejorar y cambiar la combinación que nos dé buenos resultados. Hay gente que ha tenido la oportunidad de jugar y la ha perdido y otros no", señaló.

El Athletic llega a su cita en Vallecas inmerso en un mal inicio de Liga, después de cuatro partidos en los que solo ha sumado tres puntos de doce posibles.

"Cada uno tiene los puntos que se merece. Nosotros tenemos dos y ellos tres. Ninguno de los dos hemos tenido un buen arranque, pero sigue siendo uno de los mejores equipos de España y un equipo de Liga de Campeones. Nos va a costar un huevo ganarles y debemos conceder poco", dijo.

"El Athletic ha demostrado que es equipo de Liga de Campeones y el nuestro es nuevo. Nosotros sabemos que está pasando una mala racha, pero tiene bagaje y un caché suficiente para tomárselo en serio", aseguró. Jémez dijo tener claras las "dos cosas" que deben hacer para mejorar y comentó que no siente ningún tipo de presión por la situación que atraviesa el equipo tras cuatro partidos sin ganar.

"Tenemos que trabajar más y hacer mejor lo que hacemos. Los jugadores no tienen que tener demasiado problema en ese aspecto. Al único que acosa el tiempo es a mi, que es al que se van a cargar cuando las cosas no vayan bien. Si yo no estoy preocupado, ellos tampoco deben estarlo. No siento presión ninguna y cuando toque sentirla estaré encantado, porque te mantiene vivo y despierto. Es lo más bonito de mi trabajo", apuntó.

"La primera cosa que dije es que somos un equipo particular en muchas cosas. A todos los equipos lo que más les cuesta es crear y hacer gol, pero nosotros somos tan raros que es lo que menos. El día que no juguemos perfecto perderemos y así va a ser en todos los partidos. No somos el típico equipo que tirando media vez a puerta ganará, por eso necesitamos generar mucho. Hasta que no encuentre la situación de equilibrio la responsabilidad es mía, que es mi trabajo", concluyó.