Javi Martínez no jugaba de delantero desde los 8 años

Busquets marcó a Italia el primer penalti de su carrera

deportes

| 28.06.2013 - Actualizado: 15:57 h
REDACCIÓN

Vicente del Bosque sorprendió a todos con su último cambio en las semifinales de la Copa Confederaciones ante Italia, cuando habían transcurrido cuatro minutos de la prórroga, al entrar Javi Martínez de delantero centro por Fernando Torres.

En la zona mixta del estadio Castelão, con la alegría de sellar el pase a una nueva final, Javi Martínez fue el centro de las bromas de sus compañeros. "Vamos nueve", le dijo Raúl Albiol cuando pasaba a su lado mientras atendía a los medios.

Fernando Torres le dedicó una sonrisa pícara y le guiñó un ojo. "Ahora ya tenemos uno más para el debate del nueve", bromeó ante los medios de comunicación.

Del Bosque explicó en rueda de prensa las razones que le llevaron a apostar por Javi Martínez como delantero centro. "Ha sido una decisión muy fácil. No podíamos perder altura porque estábamos sufriendo mucho a balón parado. Nos ha dado esfuerzo, generosidad y juego de área a área. Cuando le dije que jugaría en esa posición estaba encantado y ha salido con optimismo y la vitalidad necesaria para un futbolista".

Así fue, cuando Del Bosque le dijo a Javi la posición en la que jugaría no dudó en dar el visto bueno. Era una demarcación en la que no jugaba desde que tenía 8 años. "Sólo me habían puesto ahí cuando era pequeño y destacaba en el pueblo. Me veían el mejor y me ponían de delantero para que marcase goles", recordó Javi.

"En el Athletic me tocó jugar de media punta y de extremo. Tenía que aguantar a Gurpegui que siempre me decía que mi posición era media punta defensivo", bromeó.

Javi Martínez desveló lo que le pidió Del Bosque que aportase a la selección en una prórroga que tuvo claro color español. "Cuando me dijo donde quería que jugase le dije que yo estaba encantado".

"Me dijo que intentase ayudar a Xavi e Iniesta defensivamente, para incomodar la salida de balón de Italia y que cuando tuviese el balón lo aguantase entre los centrales jugando de espaldas, que jugase fácil y lanzase desmarques a los espacios", reconoció.

Desveló Javi Martínez que Chiellini, rival al que ya se enfrentó esta temporada en Liga de Campeones en la eliminatoria entre Bayern de Múnich y Juventus, le dijo sorprendido que si jugaba en todas las posiciones del campo. "Me preguntó que cómo podía jugar de defensa, centrocampista y ahora delantero".

BUSQUETS MARCÓ A ITALIA EL PRIMER PENALTI DE SU CARRERA

Busquets tenía reservado su primer tanto de penalti para un día especial. Después del empate a cero entre España e Italia en un gran partido de semifinales de la Copa Confederaciones, al centrocampista catalán le llegó el turno en el sexto lanzamiento, con la responsabilidad de que un fallo mandaba a España al partido por el tercer y cuarto puesto.

"Intenté no pensar en nada que no fuese por dónde lanzar el penalti para no ponerme nervioso", confesó Busquets que no quiso pensar en que era un inexperto en esa suerte.

Hasta ese momento, en el que cruzó bien el disparo engañando a Gianluiggi Buffon, Busquets solo había lanzado un penalti desde que es futbolista profesional. Fue el 25 de agosto de 2010, en un Trofeo Joan Gamper y lo falló. Abría una tanda de penaltis que luego venció el Barcelona ante el Milan gracias a tres paradas de José Manuel Pinto.

"Como profesional he tirado dos penaltis. El de Italia lo marqué y el otro que chuté lo fallé el día del Milan en el Gamper", recordó Busquets. "Muchas veces he chutado en entrenamientos y aunque no es lo mismo te da confianza para cuando llega un momento así. Esperé para ver si Buffon me mostraba el lado por el que se iba a tirar y luego chuté", analizó.