Indian Wells, prueba para Nadal

El desierto californiano, terreno abonado en las últimas temporadas para el reinado de Djokovic

Ausencias de Federer y Ferrer

Regresa Del Potro tras once meses apartado de las pistas por una lesión en la muñeca

Serena Williams parte como favorita en el cuadro femenino

Garbiñe Muguruza pretende dar impulso al curso tras un inicio irregular

Rafa Nadal

deportes

| 08.03.2016 - 12:34 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El desierto californiano, terreno abonado en las últimas temporadas para el reinado de Novak Djokovic, acoge la puesta en marcha de los Masters 1000 en el torneo de Indian Wells, que se disputará bajo el impacto de la noticia tenística del año, el positivo por dopaje de la rusa Maria Sharapova.

La cita, que Rafael Nadal afronta como un nuevo punto de inflexión en este tramo de su carrera, está plagada de alicientes y también de ausencias, pero la confesión de Sharapova compartirá protagonismo con lo que suceda sobre la cancha en las próximas jornadas.

UN DESAFÍO MÁS PARA DJOKOVIC

Gran parte de las mejores raquetas del circuito, tanto masculino como femenino, se reúnen durante diez días en las instalaciones de cemento del Indian Wells Tennis Garden. Una competición con pinta de Grand Slam que cada edición supera un llamativo registro de espectadores.

El torneo, que el año pasado superó en seguimiento, incluso, a Roland Garros, es un desafío más para Djokovic, que pretende mantener el talante abusivo de los cursos recientes. Aspira el balcánico a su quinto título; al tercero consecutivo.

Sin embargo, la edición del 2016 que arrancará el miércoles, no contemplará la misma final de los dos últimos años. La que enfrentó al tenista de Belgrado con el suizo Roger Federer y con el mismo resultado. El tenista helvético, que figura en el cuadro de honor del torneo con cuatro trofeos y esas dos finales perdidas, encabeza la lista de ausencias ilustres.

NI FEDERER NI FERRER

Federer no estará en Indian Wells. Tampoco David Ferrer, octavo del mundo y Tommy Robredo, el chipriota Marcos Baghdatis, el croata Ivo Karlovic y el polaco Jerzy Janowicz. En el cuadro femenino, la ausencia con mayúsculas es la de la rusa Maria Sharapova.

La que fuera número uno, ganadora del torneo en dos ocasiones, 2006 y 2013, ya se había dado de baja por una lesión en el antebrazo izquierdo. Ahora, además, espera sanción tras dar positivo en un control durante el Abierto de Australia. Ella misma lo anunció este lunes en una conferencia de prensa en Los Angeles.

A cambio , el desierto californiano da la bienvenida al argentino Juan Martín del Potro, de vuelta a la competición tras once meses apartado de las pistas por una lesión en la muñeca. El tenista de Tandil, finalista en el 2013, disfrutará de una de las invitaciones de la organización.

NADAL, ESPERANZADO EN RECUPERAR SU NIVEL

La falta de Federer despeja el panorama de Andy Murray, que nunca obtuvo la corona. Estuvo cerca en el 2009, pero igual que el argentino fue superado por Rafa Nadal. Djokovic y Murray, uno y dos del mundo, acuden a Indian Wells reforzados por su papel de líderes con Serbia y Gran Bretaña en las respectivas eliminatorias de Copa Davis. Ambos cumplieron el objetivo y llevaron a sus equipos a los cuartos de final.

El estado físico del serbio está en cuestión. El ganador en Doha y en el Abierto de Australia se retiró en los cuartos de final de Dubai por problemas en la vista. En la Davis, ante Kei Nishikori, necesitó cinco horas y cinco sets para salir airoso de ese compromiso.

Indian Wells mostrará el estado de Rafael Nadal, cuartofinalista el pasado año. El tenista español, quinto del mundo, que salió vencedor en el 2007, 2009 y en el 2013 y que fue finalista en el 2011, llega al desierto californiano esperanzado en alcanzar el impulso necesario para reencontrarse con su mejor nivel.

Finalista en Doha y semifinalista en Río y Buenos Aires, Nadal afronta un nuevo intento. Tras la decepción del Abierto de Australia el resto del curso es un desafío para el balear. No llega en un buen momento el español al primer Masters 1000 del curso. No ha logrado dar continuidad a la mejoría que evidenció en el tramo final del pasado año. Y ha sido vulnerable incluso en tierra.

TORNEO EXIGENTE

La competición californiana plantea una prueba más a jugadores brillantes en lo que va de curso. El aire fresco del circuito como el australiano Nick Kyrgios, el austríaco Dominic Thiem, Roberto Bautista o el uruguayo Pablo Cuevas, animadores hasta ahora de lo que va de temporada.

El cuadro femenino incluye en esta ocasión a Venus Williams, ausente por decisión propia durante varias temporadas. Su hermana Serena, que repite este año, partirá de nuevo como favorita. La número uno del circuito femenino no logra el trofeo desde que se impuso en las ediciones de 1999 y 2001.

Junto a ella, la vigente campeona, la rumana Simona Halep, que el año pasado ganó el título tras imponerse a la serbia Jelena Jankovic, la alemana Angelique Kerber, segunda del ránking WTA y también la española Garbiñe Muguruza, cuarta del mundo, que pretende dar impulso al curso tras un inicio irregular.

La competición arrancará el próximo miércoles, con la puesta en marcha del torneo femenino. Durante diez días concentrará la atención el desierto californiano, escenario de uno de los torneos más reputados del circuito.