Ibaka: "en los próximos días cogeré la chispa para llegar a tope a Londres"

deportes

| 07.07.2012 - 15:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Serge Ibaka completó su segundo entrenamiento con la selección española y, tras la sesión de trabajo de la mañana de hoy sábado en Madrid, se manifestó contento con su incorporación al grupo y convencido de que en los amistosos de la próxima semana alcanzará el ritmo de competición para disputar los Juegos Olímpicos.

"No hay tiempo para descansar. Hay que empezar a tener el ritmo de competición en los partidos amistosos que restan, ver las sensaciones y coger la chispa para los Juegos cuanto antes", dijo el jugador que ha sido el último en incorporarse al trabajo con la selección que dirige Sergio Scariolo.

España iniciará el lunes en Valladolid frente a Gran Bretaña la segunda fase de partidos amistosos de preparación para los Juegos de Londres, y Scariolo ya dispone de todos los jugadores.

Tras disfrutar de unos días de descanso, Ibaka confesó que ha hecho "realidad" su sueño de formar parte de la selección en unos Juegos Olímpicos.

"Estoy muy contento de pisar ya la pista con el grupo y trabajar con mis compañeros. El primer entrenamiento, ayer fue muy intenso y esta tarde volveré al trabajo para intentar mejorar todo lo que pueda", comentó.

Ibaka se confesó partidario de vivir el día a día de competición y aseguró que no piensa ya en una final con Estados Unidos. "Ahora solo nos debe preocupar el trabajo, porque vamos a tener un camino muy largo hasta llegar a la final. Lo más importante es luchar para llegar", dijo.

La selección de EE.UU. será con casi toda probabilidad el rival a batir en la final si España, e Ibaka le ve con mucha similitud a España.

"EE.UU. es como nosotros. También tiene jugadores con mucho talento. Es un equipo distinto al de 2008, pero sus hombres son muy buenos", apuntó.