Ibaka acaba 2014 con triunfo y Calderón, con derrota

15 puntos y 7 rebotes del pívot, por los 4 puntos y 4 asistencias del base

Durant logró 44 tantos en un nuevo triunfo de los Thunder

Ibaka

deportes

| 01.01.2015 - 11:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Noche de contrastes la que le tocó vivir a los dos jugadores españoles que tuvieron competición en la jornada de la NBA de la nochevieja, con el ala-pívot Serge Ibaka en plan triunfador y el base José Manuel Calderón, que siguió con la pesadilla de las derrotas.

Ibaka, el jugador congoleño, nacionalizado español, fue parte importante en el juego de equipo que permitió a los Thunder de Oklahoma City vencer en la prórroga por 137-134 a los Suns de Phoenix.

15 PUNTOS, 7 REBOTES Y 1 TAPÓN DE IBAKA

El internacional español hizo una gran labor en las acciones dentro de la pintura y en los 38 minutos que disputó aportó 15 puntos. Ibaka encestó 5 de 12 tiros de campo, incluidos 3 de 6 triples, 2 de 2 desde la línea de personal, logró siete rebotes, entregó una asistencia y puso un tapón.

Calderón vivió otra jornada para el olvido al llegar al Staples Center, donde su equipo de los Knicks de Nueva York fueron superados en todas las facetas del juego por Los Ángeles Clippers que se impusieron por paliza de 99-78.

El base de Villanueva de la Serena siguió sin entrar en su mejor ritmo de juego, como el resto del equipo, y su aportación fue de sólo cinco puntos, además de perder el duelo individual con la estrella de los Clippers, Chris Paul.

Calderón en los 29 minutos que jugó encestó 2 de 5 tiros de campo, falló un intento de triple, y no fue a la línea de personal.

El internacional español repartió cuatro asistencias, capturó dos rebotes y recuperó un balón, que no ayudaron tampoco a que los Knicks pudiesen romper su peor racha perdedora de nueve derrotas consecutivas, en lo que va de temporada.