Huelga de aplausos y cánticos en el Camp Nou

Cesc: "La afición es más exigentes conmigo que con otros jugadores"

Adriano: "No me tiré, Sergio Ramos me dio una patada en la rodilla"

El Barça puede ser multado con 60.000 euros por la entrada de violentos al campo

deportes

| 07.03.2013 - Actualizado: 18:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una serie de grupos de seguidores del FC Barcelona ha anunciado la convocatoria de "una huelga de animación" en los partidos de la Liga en respuesta a "la criminalización" que asegura sufrir por parte de los medios a raíz del lanzamiento de un bengala ante el Real Madrid, un hecho del que se desmarca.

Durante el encuentro copero ante el Real Madrid jugado en el Camp Nou, se lanzó una bengala desde el tercer graderío al socio y las imágenes de seguridad demostraron que la misma partió de una zona donde se encontraban seguidores azulgranas.

En un comunicado firmado por los grupos de animación Grup Fidel, Nostra Ensenya, Almogàvers, KF, Supporters Puyol, Tòxics Ventura i Unibarçataris se quejan por "las filtraciones falsas e interesadas" por parte de los Mossos d'Esquadra "vendiendo una imagen de violencia y trato de favor" en el gol sur que es "absolutamente falsa".

"Denunciamos la vulneración de los principios de presunción de inocencia al asociar animación a violencia, ambiente a incidentes, apoyo incondicional a radicalismo, pasión a intolerancia, en base al lanzamiento de una bengala por parte de un individuo ajeno a los grupos y a las entradas facilitadas por el club", aseguran.

Los aficionados firmantes del comunicado insisten en que los Mossos d'Esquadra "niegan la posibilidad de establecer mecanismos de seguridad y control" y posteriormente afirman "sin pruebas" sobre "la vuelta de los violentos" al gol sur del Camp Nou.

Los grupos de animación referidos recuerdan que llegaron a un acuerdo con el club para aceptar la creación de una grada de animación, cuyo acceso estaría controlado por los Mossos mediante la identificación de huellas dactilares.

CESC SE QUEJA DE LA AFICIÓN ZULGRANA

Cesc Fàbregas se quejó de que "la afición del Barça es conmigo más exigente que con otros jugadores. Cada partido malo que hago retrocedo 10 buenos que he hecho".

"Me siento más fuerte que nunca. En momentos importantes siempre he estado. En la selección casi nunca he sido titular, pero siempre que se me ha necesitado he estado ahí. A veces un suplente puede acabar siendo más importante que un titular. Si tengo que ser suplente por el bien del equipo, lo soy", dijo sobre su situación en el equipo.

ADRIANO HABLA DEL PENALTI DE RAMOS

El lateral del Barcelona aseguró en los micrófonos de RAC1 que no se dejó caer ante Sergio Ramos: "No me tiré, fue penalti porque me dio una patada en la rodilla". El brasileño, en cambio, prefiere pasar página porque el partido del Bernabéu "ya es pasado".

EL BARÇA PUEDE SER MULTADO CON 60.000 EUROS

La Consejería de Interior de la Generalitat estudia abrir un segundo expediente al FC Barcelona por la venta de entradas de manera directa o indirecta a grupos violentos para partidos en el Camp Nou, con una multa de entre 3.000 y 60.000 euros, han informado a Europa Press fuentes del departamento.

Este expediente se sumaría al que ya tiene abierto el Club y que le puede suponer una multa de hasta 600.000 euros por la entrada de bengalas en el 'clásico' de Copa del Rey contra el Real Madrid, multa que el club acatará aunque se defenderá en caso de que sea excesiva.

Fuentes de Interior han explicado a Europa Press que este segundo expediente, que puede acabar en sanción una vez acabe el estudio del caso, podría comportar una multa de entre 3.000 y 60.000 euros por la venta "directa o indirecta" de entradas a grupos violentos.

El club blaugrana ha reconocido haber hecho pruebas para una grada de animación y vender para ello 1.100 entradas a 10 euros cada una a diferentes grupos.

El presidente, Sandro Rosell, admitió que se cometió un "probable error" al no avisar de ello a los Mossos d'Esquadra, aunque recalcó que las entradas no se vendieron de forma directa a unos violentos que entraron al estadio en un hecho que, ahora, puede comportar una segunda sanción de Interior.

El vicepresidente del área social del FC Barcelona, Jordi Cardoner, ha asegurado este jueves en rueda de prensa que el club acatará la sanción de Interior, aunque ha lamentado no tener constancia de la posible apertura de este segundo expediente en relación a los violentos.

Asimismo, ha recordado que luchará junto a los Mossos para seguir haciendo del Camp Nou el estadio más seguro de la Liga BBVA y uno de los más seguros en Europa. De momento, el Barça solo conoce el expediente que le puede comportar una multa de entre 60.000 y 600.000 euros por la "falta muy grave" por la entrada de bengalas al Camp Nou durante la celebración del partido de Copa del Rey contra el Real Madrid.

Los Mossos han levantado un acta única que recoge la entrada de material pirotécnico al estadio --imputable al club por deficiencia en el control de los accesos-- y los altercados producidos antes y después del partido.

Además del lanzamiento de la bengala, antes del partido, un grupo de 'Boixos Nois' acudió a la entrada del campo cuando los Mossos escoltaban a los hinchas del Madrid, entre los que había Ultras Sur, y les tiró tres bengalas y les amenazó de muerte -"Vais a morir", exclamaron-, un incidente que recoge un vídeo de Youtube.