Hortelano bate en Madrid el récord de España de 400 metros

Una marca que ténia 29 años: "Siempre sueño en grande y no me pongo ningún tipo de barrera"

Husillos: "He estado peleando hasta el final y hasta los últimos metros me veía ganador de la prueba"

Tortu, con 9'99, acaba con el récord italiano de 100 de Pietro Mennea después de 39 años

Bruno Hortelano

deportes

| 22.06.2018 - Actualizado: 23:38 h

Efe

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Bruno Hortelano, plusmarquista español de 100 y 200 metros, añadió en Madrid un nuevo récord nacional a su colección, el de 400, al pulverizar con 44.69 la marca que Cayetano Cornet obtuvo hace 29 años en Barcelona (44.96).

La victoria en el mitin de Madrid fue, sin embargo, para el dominicano Luguelín Santos, subcampeón olímpico en Londres 2012, que terminó con un registro de 44.66 y, con su pujanza, contribuyó en forma decisiva al derrumbe del viejo récord español.

HUSILLOS BAJA SU MARCA

El palentino Óscar Husillos, plusmarquista español en pista cubierta, se clasificó tercero con un crono de 44.73, también por debajo del récord anterior. Los dos españoles se sitúan ahora primero y tercero en el ránking europeo del año, a mes y medio de los campeonatos de Europa de Berlín.

Fue el momento cumbre de la reunión madrileña, en la que cayó también otro récord añejo: el italiano de 100 metros (10.01), en poder, desde hace 39 años, del legendario Pietro Mennea, ya fallecido, que fuera plusmarquista mundial de 200. Filippo Tortu, que acaba de cumplir 20 años, se lo ha quitado con 9.99.

UN RÉCORD DE HACE 29 AÑOS

Apenas 21 meses después del accidente de tráfico que le destrozó la mano derecha, Bruno Hortelano, actual campeón de Europa de 200 metros, completó su increíble regreso con una marca hasta hoy impensable para un cuatrocentista español.

La plusmarca nacional de Cornet permaneció inaccesible casi treinta años, y en una sola carrera dos atletas, Hortelano y Husillos, la han destrozado. El gran duelo entre las dos haches de la velocidad española no defraudó, aunque Luguelín Santos se inmiscuyera en la disputa con su victoria.

GRAN NIVEL

El 400 de Madrid tuvo tanta calidad, que el flamante campeón del mundo en pista cubierta, el checo Pavel Maslak (que el 3 de marzo pasado heredó el título tras la descalificación de Husillos y Luguelín por pisar fuera de calle), cruzó la meta en última posición, con 45.64.

El costarricense Nery Brenes, que fue campeón del mundo bajo techo en 2012, terminó cuarto con 45.00 y el canario Samuel García sexto con 45.58. Una sola centésima separó de la victoria en 110 m vallas al español Orlando Ortega, subcampeón olímpico en Río. El brasileño Gabriel Constantino se le anticipó con un crono de 13.31 y Yidiel Contreras llegó cuarto con 13.44.

CARRERÓN EN LOS 100 METROS

La carrera de 100 lisos suele deparar grandes marcas en Madrid (el récord lo tiene el jamaicano Nesta Carter desde 2013 con 9.87) y no defraudó las expectativas: el chino Bingtian Su venció con 9.91 por delante de Filippo Tortu, que con 9.99 batió por dos centésimas el viejo récord de Pietro Mennea.

La plusmarca italiana llevaba 39 años intacta, desde la Universiada de México'79. Aún faltaban 19 años para que naciera Tortu cuando Pietro Mennea corrió los 100 metros en 10.01 segundos aprovechando la altitud de la Ciudad Universitaria de México.

ROMPE UN MURO

En aquella competición Mennea batió también el récord mundial de 200 con un registro de 19.72 que permaneció 17 años imbatido, hasta que el estadounidense Michael Johnson se lo arrebató en 1996.

Tortu se va de Madrid con la doble satisfacción de ser el primer italiano que baja de los 10 segundos y el segundo de raza blanca que rompe ese muro, como antes lo había hecho el francés Christophe Lemaitre.

DE ARRIBA GANA EL 800

El salmantino Álvaro de Arriba les pasó por encima a sus rivales en la recta final de la carrera de 800, para ganar con 1:45.50, seguido de Daniel Andújar (1:46.33). Saúl Ordóñez, medallista de bronce europeo en sala, llegó cuarto con 1:46.71.

La barcelonesa Esther Guerrero vio en el último instante cómo se le escapaba la victoria en 800. La alemana Christina Hering, viniendo de atrás en la recta, se impuso, con 2:01.72, por seis centésimas a la española, que había hecho casi todo el gasto. Solange Pereira, cuarta, hizo marca personal con 2:03.07.

WLODARCZYK INTRATABLE EN MARTILLO

La polaca Anita Wlodarczyk, la atleta con más renombre entre todos los participantes en Madrid -dos oros olímpicos, dos mundiales, tres europeos y plusmarquista mundial de martillo con 82,98- no tuvo una actuación acorde con su rango.

Otra atleta ilustre, la alemana Cristina Schwanitz, campeona mundial de peso hace tres años, sí rindió con arreglo a su categoría. Venció con un lanzamiento de 19.02 metros. Ninguna más superó la barrera de los 19. La plusmarquista española, Úrsula Ruiz, terminó novena con 15,86.