Hortelano bate el récord de España en el Mitin de Madrid

Ruth Beitia ganó con un salto de 1,93

Bruno Hortelano: "Hay margen de mejora y puedo bajar de los diez segundos"

Beitia: "No voy a sentirme mejor o peor si gano en Río y no están las rusas"

Bruno Hortelano

deportes

| 23.06.2016 - 23:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Bruno Hortelano se convirtió en el más rápido de España al batir el récord nacional en los 100 metros lisos en el Meeting Madrid 2016 celebrado en Moratalaz, una cita en la que Ruth Beitia estiró su racha de triunfos dando continuidad a sus recientes victorias en la Diamond League.

La ya tradicional cita de la IAAF trajo la irrupción en el hectómetro de Bruno Hortelano, quien batió el récord de España de Ángel David Rodríguez, vigente desde 2008 (10.14), con un crono de 10.08 en la semifinal. Después, el nombre propio de la tarde en el barrio madrileño bajó en dos décimas el récord nacional.

Hortelano, plusmarquista también en los 200 metros (20.47), terminó segundo por detrás del iraní Hassan Taftian con un crono de 10.06. Una final de los 100 metros en la que el Pájaro Rodríguez no pudo competir por una caída en la llegada de su semifinal, donde marcó 10.24.

"PUEDO BAJAR DE LOS 10 SEGUNDOS"

Bruno Hortelano aseguró que tiene "margen de mejora" y puede "bajar de los diez segundos" en el futuro. La nueva plusmarca nacional sitúa a Hortelano tercero en el ránking europeo del año y rebaja en ocho centésimas el récord nacional anterior, conseguido 2 de julio del 2008 en Salamanca por el madrileño Ángel David Rodríguez con un registro de 10.14.

"Este año me lo he tomado muy en serio y he pegado otro salto más, aunque puedo bajar de los diez segundos. Me está yendo muy bien y me voy a aprovechar de ello. El récord de hoy es una alegría, pero tampoco se puede decir que sea sorpresa, porque siendo año olímpico pensaba rebajar bastante la marca, aunque no sabía que la iba a hacer aquí", confesó.

Hortelano, que será uno de los atletas que representará a España en los Juegos de Río, ya sabe lo que es competir en la ciudad brasileña, en la que estuvo recientemente. "A los 200 metros iré seguro y a los 100 me lo voy a pensar. Tengo algo en mente pero no lo voy a decir porque sería ponerme un límite y creo que hay margen de mejora", apuntó Hortelano.

BEITIA GANA CON 1,93

Por otro lado, Beitia sigue con su inmejorable puesta a punto de cara a los Juegos Olímpicos. En Río de Janeiro, la cántabra buscará el broche a una carrera que la encumbra ya como la mejor atleta española. En el Centro Deportivo de Moratalaz Beitia se impuso en la final a la italiana Alessia Trost.

Ambas, se quedaron solas en la última pelea después de superar los 1.93 metros. Tanto la española como la italiana no pudieron con el 1.95, con lo que el triunfo fue para la cántabra, con menos nulos en su camino. Beitia prolonga su racha por tercera semana consecutiva, después de sus conquistas en la Diamond League.

Y es que la ganadora de 12 medallas en torneos internacionales se impuso en Oslo y Estocolmo para meterse en la pelea por el diamante. La cántabra, que buscará en Ámsterdam el próximo mes su tercer título de campeona de Europa consecutivo, puede mirar con optimismo la cita olímpica, donde a sus 37 años, espera resarcirse de la cuarta plaza en Londres 2012 y lograr el único metal que no tiene su palmarés.

LOS 800, LA PRUEBA REINA

La carrera estelar del mitin, los 800 metros masculinos, arrojó una nueva victoria del bosnio Amel Tuka, ganador también el año pasado, medallista de bronce en los Mundiales de Pekín y líder mundial de la pasada campaña con una marca de 1:42.51.

Tuka sacó a relucir su formidable remate para batir con un tiempo de 1:45.23 a dos ochocentistas de renombre, el burundés Antoine Gakeme, del Playas de Castellón, subcampeón mundial en sala este mismo año, que llegó una centésima después, y el etíope Mohamed Aman, campeón mundial en Moscú 2013, doble campeón mundial en pista cubierta en 2012 y 2014, que fue tercero con 1:45.62.

Los españoles, pese a la baja de última hora de Kevin López, rayaron a gran altura: Daniel Andújar cuarto con 1:45.65 y Álvaro de Arriba quinto con 1:45.93.

ORLANDO ORTEGA BRILLA EN LOS 110 VALLAS

Orlando Ortega, plusmarquista español de 110 m vallas con 13.12, se quedó a cinco centésimas de batir su marca, pero le bastó para derrotar por 20 al alemán Gregor Traber.

En triple, Yulimar Rojas, campeona mundial bajo techo, debutó con un nulo pero en el segundo turno tomó el mando con 14,53 (y viento ilegal de 2,1 m/s) y ya no abandonó la cabeza de la prueba. La discípula de Iván Pedroso fue progresando hasta terminar con esos 15,02 -con viento legal- que la acercan mucho a Ibargüen.

El costarricense Nery Brenes, campeón mundial de 400 en sala hace cuatro años, se va de Madrid con una victoria y la mejor marca de su vida -44.60-, que le abre las puertas de los Juegos de Río. El canario Samuel García, sexto con 45.65, hubo de conformase con la mínima para los Europeos. En la final B, el colombiano Anthony Zambrano, de 18 años, venció también con récord personal (46.03).

El navarro Sergio Fernández obtuvo en 400 m vallas la segunda mejor marca española de todos los tiempos al clasificarse tercero con 49.02, a sólo dos centésimas del viejo récord español establecido por José Alonso Valero en la final de los Mundiales de Roma'87. La victoria fue para el estadounidense Jeshua Anderson con 48.96, seguido del filipino Eric Cray (48.98).

Fernández ya tenía mínima olímpica gracias a su registro de 49.32 logrado el domingo pasado en Alcobendas (Madrid). A sólo dos décimas de la mínima olímpica se quedó en 400 Aauri Lorena Bokesa. La madrileña llegó muy justa a los cuadros finales y terminó cuarta con 52.46, su mejor registro del año. Indira Terrero, bronce en los últimos Europeos, cruzó la meta a continuación con 53.00. Ambas son mínimas europeas.