Güiza vuelve a Getafe después de tres años de periplo turco

deportes

| 20.08.2011 - 13:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El delantero español Daniel González Güiza vuelve a la liga española tras su paso por el Fenerbahce turco durante las últimas tres campañas, en las que ha anotado 25 goles y ha ganado una Supercopa y una Liga turca con el equipo de Estambul.

El retorno del delantero jerezano, campeón de Europa con la selección española entrenada por Luis Aragonés, tendrá como destino Getafe, una ciudad conocida por Güiza, que ya disputó con el conjunto madrileño dos temporadas en las que anotó 27 tantos.

En su regreso a la localidad del sur de Madrid, el punta se encontrará de nuevo con Ángel Torres, el mismo que pagó 800.000 euros en 2005 -la cantidad más alta desembolsada por el club madrileño hasta entonces- y que le calificó como "el mejor definidor de la Liga sólo por detrás de Ronaldo".

La carrera de Dani Güiza, nacido en Jerez de la Frontera en 1980, es un catálogo de idas y vueltas, al Getafe y al Mallorca, marcado por el olfato goleador, la velocidad, y también la irregularidad de un delantero que se consagró en el conjunto balear, donde fue el máximo goleador en la temporada 2007-2008 con 24 goles.

Pero no fue hasta su segunda etapa cuando consiguió triunfar en Mallorca, a donde llegó en la temporada 1999-2000 procedente del Xerez, disputó dos temporadas en el filial y vivió una campaña de cesiones, mitad en el Recreativo de Huelva y la otra el Barcelona B, hasta que se marchó al Ciudad de Murcia, en Segunda División.

En Murcia fue dirigido por Juan Manuel Lillo, con quien Güiza adquirió la titularidad en competencia con el argentino 'Turu' Flores -ex del Deportivo de La Coruña- y marcó 36 goles entre 2003 y 2005, lo que llevó a Torres a ficharle para el Getafe. En el conjunto azulón se encontró de nuevo con Bernd Schuster, a quien ya conocía del Xerez, aunque en su primer año solo marcó nueve tantos. El siguiente ejercicio no mejoró sus números en Liga (11 tantos), pero consiguió dos goles para el recuerdo en Copa del Rey, en la victoria del Getafe ante el Barcelona en semifinales.

La siguiente temporada supuso su vuelta a Mallorca y, por fin, su consagración. A las órdenes de Gregorio Manzano marcó 27 goles, obtuvo la "Bota de plata" europea y consiguió la plaza para disputar la Eurocopa de Austria y Suiza, un nuevo reencuentro, esta vez con Luis Aragonés, su entrenador en el Mallorca en 2000 y 2001.

Con la selección española se rebeló como un ariete resolutivo y un recurso clave de Aragonés en los minutos finales de los partidos importantes. Suyo fue el gol de la victoria en el último partido de la fase de grupos ante Grecia (1-2) y aclaró el pase a la final con un gol ante Rusia en semifinales (0-3).

Su gran actuación en Austria y Suiza permitió que pusiera rumbo a Turquía, a cambio de la cifra récord en el campeonato otomano de 17,4 millones de euros. Marchó junto a Luis Aragonés, que dejó tercero en Liga al equipo en esa temporada, en la que Güiza

Al fichar por el Getafe, Güiza cierra un nuevo regreso en su trayectoria futbolística, como ya hiciera en el Mallorca. Podría no ser el último retorno del ariete, ya que en varias ocasiones ha asegurado que quiere terminar su carrera en el equipo de su localidad natal, el Xerez.