GP Baréin: Continúa la tiranía de Hamilton con Alonso undécimo

Raikkonen, 2º, Rosberg, 3º, Merhi, 17º y Sainz abandonó

Hamilton: "Tenemos que seguir empujando como equipo"

Button no corrió la carrera de Sakhir por "una avería irreparable"

Rosberg: "Perdí los frenos y me costó la posición con Raikkonen"

Raikkonen: "Estamos en la buena dirección para tirar hacia delante"

deportes

| 20.04.2015 - Actualizado: 12:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) logró su tercera victoria de la temporada en el Gran Premio de Baréin, donde brilló el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) con una gran remontada final en la que arrebató el segundo puesto al alemán Nico Rosberg (Mercedes).

Por encima de los problemas internos o las amenazas del buen ritmo de carrera de los Ferrari, que se intuía durante el fin de semana, Hamilton hizo su trabajo de la forma tan impecable como acostumbra.

DOMINIO ABSOLUTO

El inglés logró la escapada desde la salida hasta la primera parada, salió por delante de Vettel tras los talleres gracias a una maniobra en la que tuvo apoyo de su compañero Rosberg, que aguantó la posición, y apretó los dientes después del segundo cambio de neumáticos, cuando veía como Raikkonen se les echaba encima.

Con ello, Hamilton sale de Baréin aun más líder del Mundial, con 93 puntos, 27 más que su compañero Rosberg, que tiene 66, y con uno más de ventaja sobre Vettel, tercero del Mundial.

Desde la salida hizo camino Hamilton, que logró mantener su posición con respecto a Vettel (Ferrari), con quien compartía la primera fila de la parrilla. Mientras, su compañero Rosberg perdía su posición con el finlandés Raikkonen, aunque en la cuarta vuelta lograba adelantar al nórdico.

Rosberg siguió en el arranque de la carrera con su progresión a costa de otro Ferrari, el de Vettel, al que dejaba atrás unas vueltas después. Los Mercedes volvían a ser primero y segundo.

Por detrás, el brasileño Massa, perjudicado porque el coche se había quedado parado en la vuelta de calentamiento y tuvo una sanción que le hizo salir de los garajes, tan sólo pudo colocarse delante de los dos Manor, aunque fue ganando posiciones, y superó incluso al español Fernando Alonso (McLaren-Honda), que se mantuvo en el decimocuarto lugar de salida, sin potencia para adelantar más.

Con los repostajes llegaron de nuevo los bailes en la cabeza. Lo intentaba primero Ferrari haciendo parar a Vettel, viendo que Hamilton acumulaba casi seis segundos en cabeza. El Ferrari del alemán quedaba situado por delante de Rosberg, que paraba después, pero lograba adelantarle.

La parada de Hamilton, en torno a la vuelta 15, fue algo más lenta de lo esperado, por lo que cuando salía de los talleres se encontraba con que llegaban Rosberg y Vettel. El germano de Mercedes protegió la posición más cercana al muro por donde salía Lewis.

SALTAN CHISPAS

Saltaron chispas, pero el inglés pudo salir por delante del Ferrari, en una maniobra espectacular de los Mercedes, que conservaban así las dos primeras plazas.

En el ecuador de la carrera, uno de los enfrentamientos clave tenía bandera brasileña, entre el Williams de Felipe Massa y el Sauber de Felipe Nasr, uno de los más disputados de la carrera en la búsqueda del punto que otorgaba el décimo puesto, y que finalmente fue para Massa.

Quien no pudo luchar por los puntos por tercera vez en esta temporada era el español Carlos Sainz (Toro Rosso), que veía después de un repostaje en la vuelta 30 cómo su carrera terminaba por problemas técnicos. Unas cinco vueltas después también tendría que abandonar su compañero holandés Max Verstappen.

En la segunda ronda de paradas, Vettel volvió a intentar utilizar el paso por talleres para superar a Rosberg con éxito, aunque de nuevo el Mercedes logró imponerse en carrera. Además, para colmo de males, el tetracampeón del mundo tenía un problema en su alerón delantero que le obligaba a volver a parar, quedando descartado para la lucha del título antes de la vuelta 40 (de 57 totales).

Por delante, Raikkonen alargaba su segunda parada hasta la vuelta 41, por lo que dejaba el liderazgo que ostentaba de forma temporal a su legítimo dueño, un Lewis Hamilton que tenía más de 4 segundos sobre su compañero y perseguidor Rosberg.

A la salida del finlandés con neumáticos blandos nuevos, se ubicaba tercero a una distancia de 23 segundos, a la búsqueda de una improbable remontada pese a las gomas rápidas, guardadas para la ocasión.

Sorprendiendo a todos, 'Iceman' Raikkonen tenía el ritmo más rápido sobre la pista, rodando en un minuto y 37 segundos por vuelta, casi medio segundo más rápido que los Mercedes, hasta llegarse a situar a tres segundos de Rosberg a falta de cinco vueltas.

ROSBERG ES ADELANTADO POR RAIKKONEN

Nico Rosberg, que ocupaba la segunda plaza, lo veía con tal preocupación que incluso pedía a sus ingenieros que dejaran de recordarle por la radio la diferencia que tenía con el finlandés. El nerviosismo de Rosberg precipitaba finalmente el adelantamiento de Raikkonen. Un recto del Mercedes al pasarse en la frenada de la primera curva le dejaba el adelantamiento en bandeja al nórdico, que lograba así el acceso al segundo cajón del podio.

Mientras Raikkonen porfiaba para alcanzar a Hamilton, su compañero Vettel sufría para recuperar el cuarto puesto contra el Williams de Bottas. Al final, ninguno de los dos obtuvieron el premio, aunque la carrera del finlandés y su acertada gestión de los neumáticos provocaron más de un susto en Mercedes, donde aseguraron a la conclusión del Gran Premio que habían tenido problemas de frenos.

Por su parte, el español Fernando Alonso mejoraba en los últimos instantes de la carrera, gestionando bien el último juego de neumáticos para dejar por detrás a los Sauber de Nasr y del sueco Marcus Ericsson, y al Force India del alemán Nico Hülkenberg, con lo que lograba el undécimo puesto, a las puertas de la puntuación.

El Gran Premio de España, en Montmeló (Barcelona) dentro de tres semanas (del 8 al 10 de mayo), es el punto en el que en McLaren auguran una nueva evolución para su coche. También será un nuevo acto para el duelo Mercedes-Ferrari, dominado en Baréin por la fiabilidad del líder Lewis Hamilton pese al sprint final de Raikkonen.