GP Alemania: Hamilton se pasea con Alonso 12º y Sainz 14º

Alonso: "Es una pena no haber acabado en los puntos, pero estoy contento"

Hamilton: "Es muy especial ganar en Alemania con Mercedes"

Ricciardo, 2º: "El adelantamiento a Rosberg fue cuestión de estrategia"

Verstappen, 3º: "a idea era conseguir más puntos que Ferrari, y lo hemos hecho"

Rosberg, 4º: "Nada ha salido bien" #F1 #GermanGP

deportes

| 31.07.2016 - 15:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Lewis Hamilton (Mercedes) se ha impuesto en el Gran Premio de Alemania, duodécima prueba del Mundial de Fórmula 1 y que se ha disputado en el Circuito de Hockenheim, mientras que Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Toro Rosso) terminaron en duodécima y decimocuarta posición respectivamente, fuera de la zona de puntos.

De esta manera, el tricampeón del mundo afianza su ventaja al frente del campeonato sobre su compañero de equipo, Nico Rosberg, cuarto en el trazado germano. El podio lo completaron Daniel Ricciardo, segundo, y Max Verstappen, tercero, culminando una magnífica carrera de los Red Bull.

FATAL SALIDA DE ROSBERG

Como hiciera en el pasado Gran Premio de Hungría, Hamilton logró ponerse líder en la salida aprovechando el mal arranque de su compañero de equipo, el poleman Nico Rosberg, que permitió que tanto el líder del Mundial como los dos Red Bull le adelantasen; incluso el Ferrari de su compatriota Sebastian Vettel logró superarle, pero el germano recuperó pronto la posición.

El otro gran beneficiado de la salida fue Max Verstappen (Red Bull), que tras pasar sin problema a Rosberg adelantó también, por el exterior, a su compañero, Daniel Ricciardo. Sin embargo, el ritmo de carrera de Hamilton era claramente superior y fue abriendo hueco, a ritmo de vuelta rápida, con el neerlandés y el oceánico.

IRÓNICO ALONSO

El inicio resultaba satisfactorio para Alonso, que ascendía una posición, mientras que Sainz, que acusaba tres puestos de sanción por obstaculizar al brasileño Felipe Massa (Williams) durante la sesión de calificación, se mantenía y remontaba plazas en carrera.

El asturiano continuaba progresando en pista adelantando al mexicano Sergio Checo Pérez (Force India), una acción que recibió la felicitación por radio del equipo. "No te preocupes. En la próxima parada me haréis perder más posiciones y luego las recupero, tranquilo", contestó un irónico Alonso.

Sobre la vuelta 29, Rosberg entró en garajes con la intención de realizar un undercut sobre los Red Bull, pero su lenta parada lo neutralizó. De hecho, el germano realizó una agresiva jugada sobre Verstappen, al que tiró al interior de la horquilla cuando este salía de boxes. El incidente le costó cinco segundos de penalización.

RICCIARDO, SEGUNDO

El mejor parado de todo resultó ser Ricciardo, que tras montar superblandos se asentó en la segunda posición. A falta de 15 vueltas comenzó incluso a recortarle tiempo a Hamilton, pero el inglés respondió rodando más rápido. Aún así, el australiano fue mejorando sus cronos.

La lluvia hizo acto de presencia a falta de seis vueltas para el final, aunque no hubo apenas cambios. Sí que afectaron a Alonso, que evidenció problemas con el combustible y finalmente perdió la décima posición en favor de Checo Pérez. Antes del final, el también mexicano Esteban Gutiérrez (Haas) le condenó al duodécimo puesto.

La bandera a cuadros ondeó para Hamilton. Con su sexta victoria del año, cuarta consecutiva, el inglés se afianza al frente del Mundial y aventaja en 19 puntos a Rosberg, que en Hockenheim sólo pudo ser cuarto por detrás de los dos Red Bull. Por primera vez en la historia, dos pilotos diferentes ganan cuatro o más carreras consecutivas en la misma temporada -Rosberg cuatro seguidas, cinco en total-.

Acompañando a Hamilton en el podio estuvieron Ricciardo y el joven Verstappen, que defendió su tercera plaza en las últimas vueltas ante Rosberg, ansioso por subir al cajón en casa.