Giro: Victoria del Orica GreenEdge en la crono por equipos

Contador: "Hemos metido tiempo a todos nuestros rivales"

deportes

| 09.05.2015 - 21:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El equipo australiano Orica GreenEdge se ha adjudicado la primera etapa de la 98ª edición del Giro de Italia, la primera gran vuelta de la temporada 2015, en una contrarreloj por equipos de 17,6 kilómetros que unen las localidades italianas de San Lorenzo al Mare y Sanremo, por delante del Tinkoff-Saxo de Alberto Contador, a siete segundos, y del Astana Pro Team, a trece segundos.

Por su parte, el ciclista australiano Simon Gerrans se convierte en el primer líder que viste con la maglia rosa, con el español Alberto Contador aventajando en seis segundos al italiano de Astana Pro Team Fabio Aru y en doce al colombiano de Etixx-Quick Step Rigoberto Urán.

EL EQUIPO DE CONTADOR, A 7 SEGUNDOS

El recorrido, transcurrido por un carril bici con el viento como principal protagonista al bordear con el mar, lo dominó un Orica que pegó un buen revolcón al tiempo marcado por Astana. Revolucionó el ritmo con un punto intermedio que superó por ocho segundos y mejoró las sensaciones en su llegada a meta, metiendo trece segundos a los kazajos

El equipo del pinteño Contador, que acude a la cita como uno de los grandes favoritos sobre el papel, se quedó a las puertas de obtener la victoria en la primera etapa tras una gran crono que quedó emborronada por un corte provocado por el propio Contador y Basso, forzando la espera de sus compañeros.

Así las cosas, Astana Pro Team, con los españoles Mikel Landa y Luis León Sánchez en el equipo, logró una segunda parte muy rápida en el recorrido con la que dejó muy buenas impresiones de cara a las próximas etapas, marcando el tercer mejor tiempo (19:39) de la contrarreloj, con el ciclista italiano Fabio Aru como jefe de filas.

Muy próximo al ritmo de del equipo kazajo estuvo tanto Etixx-Quick Step (cuarta posición) como Movistar Team (quinta posición), única representación española en esta edición de la corsa rosa. El conjunto belga se exprimió bien en carrera y llegó con lo justo a línea de meta. Solo dos segundos por detrás entró el equipo español, sin Nairo Quintana ni Alejandro Valverde en las filas, gracias a una gran segunda parte que no obtuvo como premio una mejor posición.

Los poco menos de 18 kilómetros, dominados por Orica, que hay de distancia entre San Lorenzo al Mare y Sanremo son solo un aperitivo de este arranque de la 'corsa rosa' con respecto a la segunda etapa, marcada por los 177 kilómetros que une Albenga de Génova, primera jornada para los velocistas que aún conservan las fuerzas intactas de cara a las tres semanas --y casi 3.500 kilómetros-- de dura competición.