Giro: Sprint para Ulissi y Contador, con dolor, sigue líder

Juanjo Lobato (Movistar) fue segundo

Contador: "Me esperan unos días complicados"

Ulissi

deportes

| 15.05.2015 - 19:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El ciclista Diego Ulissi (Lampre-Mérida) se ha impuesto en la séptima etapa del Giro de Italia, transcurrida entre las localidades de Grosseto y Fiuggi sobre 264 kilómetros y la más larga de la ronda italiana, en una etapa sin sorpresas en la que se neutralizó una larga fuga y Alberto Contador, dolido tras la caída del jueves, pudo finalizar y retener su maglia rosa de líder.

La victoria se la llevó Ulissi en un sprint largo y duro picando hacia arriba que eliminó a los velocistas puros. Tras la victoria de André Greipel (Lotto-Soudal) del jueves, en esta ocasión el gigante alemán se quedó sin fuerzas lejos de meta, mientras que el español Juanjo Lobato (Movistar) fue segundo por delante de Simon Gerrans (Orica).

SPRINT

Ulissi se mostró intratable y logró la segunda victoria de etapa para el Lampre, tras la lograda por Jan Polanc en la cima del Abetone. El italiano logró su cuarta etapa en un Giro -una en 2011 y dos en 2014-, muy celebrada pues volvió en marzo tras la suspensión por la sanción que le impuso la UCI precisamente por un positivo en el último Giro después de esos dos triunfos.

El italiano sorprendió con su explosividad a Lobato y Gerrans, quien sí era uno de los favoritos para ganar en Fiuggi una vez se confirmó que los sprinters puros iban a sufrir por las rampas de hasta el 4% del final. De hecho, solo Belletti o Battaglin, como el mismo Gerrans, aguantaron en el Top 10 de entre los velocistas.

De cara a este sábado llega la alta montaña al Giro de Italia y una nueva prueba para Alberto Contador y su hombro izquierdo. La etapa partirá de Fiuggi, con lo que no habrá traslado al final de esta séptima etapa, para llegar a Campitello Matese tras 186 kilómetros y después de superar dos puertos de montaña, el último de ellos con la meta en su cima.

Primero deberán ascender el Forca d'Acero, un largo puerto de 2ª categoría situado a 80,7 kilómetros de la salida, con lo que podría ser propicio para una fuga o para la lucha por el maillot de rey de la montaña. Serán casi 30 kilómetros de subida aunque no toda forme parte del puerto, y el largo descenso con varios repechos de entidad de por medio les llevarán a la base del Campitello Matese (1ª). La subida al segundo final en alto del Giro será de 13 kilómetros, con 900 metros de desnivel, unas rampas medias del 6,9% y con una pendiente máximo del 12%.