Froome certifica su cuarto Tour y Landa se queda a un segundo del podio

Landa: "Estoy contento, pero no lleno del todo"

Froome: "Estoy sin palabras, es una sensación increíble"

Contador: "Quizás ha sido un Tour para dejar atrás"

Chris Froome certificó su cuarta victoria en la carrera

deportes

| 22.07.2017 - 17:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El polaco Maciej Bodnar ganó la contrarreloj de la penúltima etapa del Tour de Francia, en la que el británico Chris Froome certificó su cuarta victoria en la carrera y el colombiano Rigoberto Urán conquistó el segundo puesto, informa Efe.

Por un segundo, el francés Romain Bardet conservó la tercera posición frente al español Mikel Landa, que acabará cuarto si no hay cambios en el tradicional paseo para los campeones de mañana en los Campos Elíseos. Froome fue tercero de la contrarreloj de 22,5 kilómetros en las calles de Marsella, superado por Bodnar, del Bora, y del también polaco y compañero en el Sky Michal Kwiatkowski.

MUY SUPERIOR A BARDET

El británico nacido en Kenia certificó lo que se preveía, que en la crono de Marsella iba a aumentar las diferencias que le separaban de sus rivales.

Froome, que se quedó a 6 segundos de la victoria de etapa, supera en la general a Urán por 54 segundos y a Bardet por 2.20.

El colombiano, que partía tercero de la general antes de la contrarreloj de Marsella, superó con creces los seis segundos que le separaban de Bardet, el gran damnificado de la jornada. El francés hizo una malísima contrarreloj y estuvo a punto de perder el podium.

HABIA QUE SER CONSERVADOR PERO EFICAZ

Froome señaló que para ganar por cuarta vez "había que ser conservador, pero eficaz" y destacó que ha sido la edición "más difícil" por las estrechas diferencias en la general, sobre todo hasta la crono decisiva de Marsella. A un triunfo de los 5 Tours de Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain, el ciclista británico se mostró prudente.

"Primero hay que llegar a París y ganar el cuarto. Hay que ir temporada a temporada. Es difícil ganar 5 Tours, cada año más". Froome admitió que sufrió el día que perdió 26 segundos en Peyragudes, aunque acabó "feliz porque no fue peor, se pudieron perder muchos minutos.

En cuanto a las características de cada una de sus cuatro victorias, Froome no quiso mirar atrás, pero se acordó de cada una de ellas "La primera vez fue genial, era la novedad. La segunda supuso volver a ganar. Luego ganar dos años seguidos fue la motivación que tuve. Ahora me veo con cuatro. Nunca soñé con llegar a este nivel, y acercarme a los grandes campeones. Es una posición privilegiada".

MIKEL LANDA QUEDA CUARTO

Menos de un segundo le permitieron salvar el puesto frente a Mikel Landa, que se quedó a las puertas del tercer puesto tras un Tour en el que trabajó para su jefe de filas Froome, pero demostró un gran nivel de forma tras haber participado en el Giro de Italia.

El español lamentó haberse quedado a las puertas del podium del Tour de Francia por un segundo en una carrera en la que venía como gregario del británico Chris Froome, lo que le hace sentirse "contento pero no lleno del todo".

"Es una lástima, tras tantos kilómetros y finales en alto, no vas buscando ese último segundo, es mi falta de experiencia. Adiós al podium. Se me ocurren varios sitios donde podía haber recuperado ese segundo", dijo el ciclista del Sky.

En particular, Landa señaló la etapa del pasado jueves en el Izoard, donde esperó a su jefe de filas antes de que el francés Romain Bardet, que es quien le arrebató el podium por un segundo, acabara sumando cuatro segundos de bonificación en la meta. Sin ello, el español sería hoy tercero de la general a falta del paseo triunfal de mañana en los Campos Elíseos. Albero Contador mejoró un puesto en la general y acabará el Tour como noveno.