Francia da por hecho que Neymar jugará en el PSG

Desde el Barça ya nadie repite con contudencia el famoso "se queda" de Piqué

deportes

| 29.07.2017 - 17:20 h

Efe

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Neymar lo eclipsa todo. Apenas a unas horas de enfrentarse al Real Madrid, en lo que será el aperitivo de la Supercopa de España, en el Barcelona nadie habla del partido.

La continuidad o no del delantero brasileño copa todas las conversaciones. En Francia dan por hecho que jugará en el París Saint Germain la próxima temporada y desde el Barça ya nadie repite con contudencia el famoso "se queda" de Piqué, prueba evidente de que los azulgrana ya negocian su salida.

SUS COMPAÑEROS QUIEREN QUE SIGA

Sus compañeros insisten en que quieren que siga, pero, sobre todo tras su pelea con Semedo, empiezan a estar un poco hartos de la situación y desean que el culebrón termine de una vez.

El uruguayo del Barcelona Luis Suárez aseguró que, "cuanto más se aclare la situación" sobre el posible traspaso de Neymar al PSG, será "mejor" para el equipo y para el propio delantero brasileño.

"Será mejor tanto para nosotros como para 'Ney', y se lo sacará de la cabeza él mismo", dijo Suárez en la rueda de prensa previa al entrenamiento oficial del equipo en el estadio en el que se disputará el clásico de este sábado en Miami ante el Real Madrid.

NEGOCIACIÓN CON EL PSG

El internacional uruguayo dijo que Neymar "dará sus explicaciones" y que el resto de sus compañeros deben "apoyarlo en la decisión que tome". En cuanto a la negociación, parece claro que el PSG tendrá que abonar la cláusula, que asciende a 222 millones de euros, pero el club francés quiere hacerlo a través de un traspaso.

La razón es que si abona la cláusula de rescisión como tal, los impuestos que debería pagar en Francia supondrían casi 100 millones más. Algo que no ocurriría si fuera un acuerdo entre clubes. De ahí que estén dispuestos a ofrecer más de esos 222 millones o incluso incluir jugadores, como Di María, en las negociaciones.