Florentino mantiene la costumbre de fichar a un campeón del mundo

Khedira agradece el trato recibido durante su lesión

deportes

| 18.07.2014 - 13:27 h
REDACCIÓN

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, después de la presentació en el estadio Santiago Bernabéu del centrocampista alemán Toni Kroos, mantiene la costumbre de fichar cada año que hay un Mundial a un campeón del mundo.

Florentino Pérez ha manifestado repetidamente su deseo de fichar a los mejores jugadores. En el escaparate ideal que siempre es un Mundial, se hizo con los servicios en el pasado del brasileño Ronaldo en 2002, el italiano Fabio Cannavaro en 2006 y ahora del alemán Kroos.

COMENZÓ CON RONALDO

En 2002, año en el que se celebró el Mundial de Corea y Japón, Ronaldo Nazario da Lima tuvo un rendimiento determinante para que Brasil se alzara con su quinto título. La actuación del brasileño no pasó inadvertida para el presidente del Real Madrid. Inter de Milán y Madrid protagonizaron el culebrón de aquel verano que finalmente concluyó en Mónaco una hora antes de cerrarse el mercado de fichajes.

El Madrid pagaba 45 millones de euros por el que se consideraba en aquel momento el mejor jugador del mundo. Ronaldo vestiría de blanco cuatro temporadas en las que consiguió 125 goles en 212 partidos y ganó dos Ligas, una Supercopa de España, una Intercontinental y una Supercopa de Europa.

LLEGA CANNAVARO

Pasados cuatro años, Alemania acogía en 2006 el Mundial de fútbol y el presidente madridista tampoco desaprovechó la oportunidad de adquirir a uno de sus protagonistas. Fabio Cannavaro, central del Juventus de Turín, fue decisivo para que Italia consiguiera el Mundial y Florentino no dejó escapar al capitán de la "azzurra".

Con permiso del jugador francés, Zinedine Zidane, que también tuvo una actuación brillante en el Alemania 2006, el defensa italiano conseguía ganar el cuarto campeonato del mundo para su país y la FIFA le premiaba con el Balón de Oro como mejor jugador del mundo. Florentino aprovechó el buen momento del futbolista y la grave situación institucional que atravesaba el conjunto italiano para fichar a Cannavaro.

Fabio se unía al Real Madrid en el verano de 2006 por 7 millones de euros. Vistió de blanco en 118 ocasiones y ganó dos Ligas y una Supercopa de España. A pesar de ello su desempeño no volvió a ser tan brillante como lo fue en aquel exitoso 2006.

En 2010 dos hechos hicieron que Florentino no fichara a un campeón del mundo. El primero es que ya los tenía en casa porque la selección española había ganado el Mundial de Sudáfrica con cinco jugadores madridistas en sus filas.

El segundo motivo es que el año anterior el club blanco había gastado mas de 200 millones de euros en fichajes, temporada en la que incorporó al portugués Cristiano Ronaldo, el brasileño Ricardo Kaká y el francés Karim Benzema.

Este año Brasil ha acogido la Copa del Mundo donde se ha visto que los modestos han estado por encima de algunas grandes potencias del fútbol, aunque la realidad es que a semifinales llegaron cuatro de las favoritas y fue Alemania la que se alzó con su cuarto título mundial con una memorable actuación en todo el campeonato.

Uno de los protagonistas de este Mundial en la selección germana ha sido Toni Kroos y su rendimiento ha hecho que el presidente del Real Madrid se decidiera a ficharlo. Kroos, después de proclamarse campeón del mundo el pasado domingo ante Argentina aterrizaba ayer en Madrid para firmar por el conjunto blanco para las próximas seis temporadas.

Con este fichaje, Florentino Pérez mantiene la tradición de fichar a un ganador del Mundial. Khedira agradece el trato recibido durante su lesión

KHEDIRA AGRADECE EL TRATATO RECIBIDO TRAS LA LESIÓN

Sami Khedira, centrocampista alemán del Real Madrid, quiso agradecer a través de un mensaje en su cuenta personal de la red social Facebook el apoyo recibido para superar una larga lesión que no le ha impedido proclamarse campeón de Europa y del mundo esta temporada.

Su texto arranca con una cronología por fechas del problema físico que sufrió, incluidas declaraciones del ex internacional Lothar Matthäus y del experto en roturas de ligamento cruzado Andree Ellermann en las que se mostraban pesimistas acerca de la evolución del mismo.

A continuación el futbolista blanco escribe: "Lo que quiero decir con eso es que no importa lo desesperada que sea tu situación, con tu propia voluntad y tu fuerza interior puedes lograr todo. La fe, el esfuerzo y la ambición pueden liberar tanto".

"Cree en ti mismo, nunca te des por vencido y sigue siendo ambicioso. Esta es la clave para el éxito. Viví un infierno de tres meses, me aislé completamente en un pequeño pueblo con el fin de lograr solo un objetivo: Ser campeón del mundo en Brasil. Valió la pena", añade.

Asimismo aprovecha para dar las gracias a varias entidades y personas. Una de ellas es el técnico italiano Carlo Ancelotti "por el intercambio constante y la fe" en él. También al Real Madrid, todos los empleados y a su agente "por la colaboración perfecta".

Khedira se acuerda además del doctor Ulrich Boenisch "por la cirugía y el tratamiento médico", de su entrenador personal Cristian Sander "por los seis meses de trabajo en los que renunció a su familia" y de los fisioterapeutas Michael Eyrainer, Simon Stadler y Hagen Stroh.

Por último más palabras elogiosas se dirigen hacia la DFB "por una rehabilitación perfecta", al seleccionador Joachim Löw por la "confianza" y el "apoyo", a los doctores Müller Wohlfahrt y Klaus Eder y a la familia "que siempre me visitaba y siempre estuvo allí para mí, haciendo todo lo posible para mejorar mi situación".