Ferrer inicia con dudas la defensa de su título en Paris

"Me dormí en el segundo set", confiesa el tenista de Jávea

Almagro sigue adelante, pero Verdasco y Feliciano caen

Djokovic se las verá con Isner, su verdugo en Cincinnati, tras derrotar a Herbert por 7-6 (3) y 6-3

Janowicz venció a Giraldo y espera al ganador del Nadal-Granollers

Feliciano López cede ante Wawrinka, que se medirá a Almagro

deportes

| 30.10.2013 - 14:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

David Ferrer se ha clasificado para los octavos de final del Masters 1.000 de París, último de la temporada donde defiende corona, tras solventar un irregular debut frente al checo Lukas Rosol (6-0, 2-6, 6-3).

Después de sucumbir en la final de Valencia frente al ruso Mikhail Youzhny, Ferrer abría este miércoles su participación en el torneo parisino, donde el año pasado logró el único Masters 1.000 de su carrera. El alicantino solventó la papeleta con apuros y buscará el pase a cuartos de final frente a un jugador local, Gilles Simon o Nicolas Mahut.

El primer set no hacía presagiar las dificultades del segundo, ya que el número tres del mundo arrolló a su adversario, endosándole un 'rosco' en apenas 22 minutos. Con 17 errores no forzados y un exiguo 35 por ciento de acierto con el primer servicio, Rosol se condenaba a sí mismo en la manga inicial.

Sin embargo, el partido se volteó por completo en el segundo set, con un Ferrer muy desacertado que solo sumó tres golpes ganadores para tratar de compensar 15 errores no forzados. El checo no desaprovechó la oportunidad y pronto se puso con un inalcanzable 5-1 arriba para llevar el choque hasta el tercer parcial.

Finalmente, ambos jugadores lograron estabilizar su juego y entonces decidió la mayor calidad de Ferrer, pese a que empezó el set con un 'break' en contra. El alicantino encadenó cinco juegos y espantó cualquier opción de sorpresa, en un partido 'trampa' que le servirá de aviso para compromisos más exigentes.

"ME DORMÍ EN EL SEGUNDO SET"

David Ferrer reconoció que se durmió en el segundo set del partido contra el checo Lukas Rosol y lo achacó al cansancio acumulado en las últimas semanas en las que ha encadenado las finales de Estocolmo y Valencia.

"Empecé bien, pero en el segundo set me dormí, me costó reaccionar. Hasta que no le rompí el saque en el tercer set no volví a jugar buen tenis. Venía de muchos partidos seguidos", afirmó el valenciano.

"Estaba más cansado de lo normal tras estas dos últimas semanas", afirmó el tenista, que perdió en Estocolmo frente al búlgaro Grigor Dimitrov y en Valencia contra el ruso Mijail Youzhny.

Ferrer reconoció que tras haber alcanzado la final de Roland Garros, sus resultados son algo inferiores, pero recordó que ha llegado a los cuartos de final en Wimbledon y en el Abierto de Estados Unidos.

"Es verdad que la gira asiática no fue tan bien como esperaba, pero es complicado que repita lo del año pasado, la regularidad que mostré", señaló.

VERDASCO CAE ANTE GASQUET Y FELICIANO ANTE WAVRINKA; VICTORIA DE ALMAGRO

Fernando Verdasco ha caído eliminado en la segunda ronda del torneo de París, último Masters 1000 de la temporada, tras perder (7-5, 6-7(6), 6-3) ante el francés Richard Gasquet, que se medirá ahora al ganador del enfrentamiento entre el japonés Kei Nishikori y el también local Jo-Wilfried Tsonga.

Verdasco, que no está viviendo un gran final de temporada, no pudo con un Gasquet que logró seguir en la lucha por la octava plaza para la Copa Masters de Londres. A pesar de la victoria, el francés podría enfrentarse a su compatriota Tsonga en tercera ronda, quien precisamente le sigue en la Carrera de Campeones a solo 65 puntos.

Feliciano López peleó contra el suizo Stanislas Wawrinka en la segunda ronda del Masters 1.000 de Bercy, pero el español cedió finalmente frente al helvético por 6-3, 3-6, 6-3 en algo más de hora y media.

El jugador helvético, séptimo favorito en París, y que pelea por clasificarse para el torneo de Maestros de Londres, se medirá por una plaza en los cuartos de final con otro español, Nicolás Almagro.

López arrastró problemas físicos en la espalda durante el encuentro, por lo que tuvo que ser atendido por el masajista, y plantó cara al suizo, pero finalmente el partido se le hizo demasiado largo.

Nicolás Almagro se ha clasificado para los octavos de final del Masters 1.000 de París tras superar al croata Ivan Dodig (6-4, 6-3) y se medirá en la siguiente eliminatoria contra el suizo Stanislas Wawrinka, verdugo de Feliciano López en tres sets (6-3, 3-6, 6-3).