Ferrer derrota a Nadal y jugará la final de París ante Djokovic

Nadal: "Sentí que siempre llegaba tarde a la pelota"¡

"¿Mi mejor partido? ha podido ser", dijo el tenista alicantino

Djokovic remonta ante Federer por 4-6, 6-3 y 6-2

David Ferrer

deportes

| 03.11.2013 - 00:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

David Ferrer alcanzó la final del Másters 1.000 de Bercy, que ganó el año pasado, tras derrotar a Rafa Nadal, número uno del mundo, por 6-3, 7-5, por lo que se medirá contra el serbio Novak Djokovic.

Visiblemente incómodo, el mallorquín no pudo con el de Jávea, que demostró que en la pista cubierta parisiense se siente como en casa.

"HA PODIDO SER MI MEJOR PARTIDO"

David Ferrer se mostró "muy contento" con la victoria y reconoció que ha podido ser su "mejor partido" ante el número uno del mundo.

"¿Mi mejor partido? Ha podido ser, he estado muy serio y he hecho un partido muy completo. Empecé un poco nervioso y luego el segundo set resultó muy duro. He podido sacarlo todo adelante y se me ha puesto muy de cara", comentó el tenista de Jávea, que se medirá a Novak Djokovic en la gran final.

"Tuve momentos complicados y cuando él rompió mi saque fue un duro golpe. Con Rafa no puedes perdonar oportunidades, y con el 30 iguales tuve que jugarme una bola invertida que se me fue poco poco. Era lo que tenía que hacer, jugármela", indicó Ferrer en declaraciones a Teledeporte.

"He intentado borrar ese juego y seguir muy concentrado. Quería estar en la misma línea para terminar con la victoria", finalizó Ferrer, que logró ganar a Nadal, número uno del mundo, por quinta ocasión en su carrera.

DJOKOVIC REMONTA ANTE FEDERER

Con una trabajada victoria por 4-6, 6-3 y 6-2 ante Roger Federer, en la que empleó dos horas exactas, Novak Djokovic se planta en la final del Masters de Bercy y, de paso, impide que Nadal se garantice matemáticamente el número uno de 2013.