Ferrer choca con Murray y se queda sin final

deportes

| 28.01.2011 - 15:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El tenista español David Ferrer no ha podido clasificarse para su primera final en un 'grande' al caer frente al escocés Andy Murray en la semifinal del Abierto de Australia, en un partido que comenzó dominando con autoridad, y en el que desaprovechó una oportunidad para haberse puesto con dos sets arriba.

El de Jávea, que sólo contaba con las 'semis' en Flushing Meadows 2007 como experiencia previa, acusó la presión en los momentos decisivos y se queda sin poder tomar el testigo de Rafa Nadal, último español en la final y primer campeón hace dos años, al caer frente al de Dunblane por 4-6, 7-6(2), 6-1 y 7-6(2).

Como era previsible, el partido resultó un 'maratón' entre dos jugadores aguerridos que dieron lo mejor de su tenis aunque sufrieron altibajos a lo largo de las casi cuatro horas que estuvieron sobre la central de Melbourne Park.

En los primeros compases, Murray, más acostumbrado a estar en rondas finales de 'Grand Slam', llevó la iniciativa y se cobró la primera ventaja con un 'break' en el séptimo juego (4-3), pero Ferrer replicó de inmediato (4-4) y salvó una nueva bola de rotura para ponerse con 5-4. 'Ferru' estaba impecable, sin acusar el saque de Murray y hasta se adjudicó la primera manga al resto.

Sin embargo, el segundo parcial comenzó con un intercambio de 'breaks', y primero se adelantó Murray, pero el alicantino se rehizo de inmediato (1-1). Poco a poco, Ferrer iba imponiendo su estilo y el de Dunblane sufría. De hecho, gozó de un punto de set al resto en el décimo juego (5-4), que lo salvó el escocés con un gran servicio.

Eso desconcentró al pupilo de Javier Piles, que bajó el rendimiento y permitió al británico dar la vuelta al electrónico (6-5) aunque pudo recuperarse y forzar el 'tie-break', en el que fue aplastado por el británico, que no tardó en ponerse con una renta casi definitiva de 6-0.

Perder el segundo set hizo mella en Ferrer, que no dudó en sentarse en su banquillo muy enfadado consigo mismo, y lo pagó. En el tercer set, mentalmente no estuvo, y encajó un contundente 6-1 en un parcial en que sólo inquietó con su resto en el último juego.

FERRER SE REINVENTA.

Pero de nuevo se reinventó y ofreció su mejor versión en un cuarto parcial en el que también empezó en desventaja (2-0) al perder el primer juego. De todos modos, no estaba dispuesto a despedirse de la Rod Laver Arena sin plantar batalla y recuperó con mucho trabajo la desventaja (2-2).

De todos modos, el de Jávea no pudo evitar la disputa de una nueve 'muerte súbita' en la que no supo leer el juego de Murray y tras encajar un doloroso 7/2 se despide de Melbourne Park sin poder luchar por el título.

El de Dunblane, por su parte, se clasifica para la tercera final de su carrera en un 'Grand Slam' después de Australia 2010 y el US Open 2008, cayendo en ambas ocasiones ante Roger Federer. Su rival será el serbio Novak Djokovic, que jugará su cuarta final de esta entidad después de caer en el US Open 2007 (Federer) y 2010 (Nadal) y ganar el Abierto de Australia en 2008 (Tsonga).

Los precedentes favorecen a 'Nole', que se ha impuesto en cuatro de los siete choques entre ambos, aunque no se cruzan desde marzo de 2009 en el Masters de Miami y las tres últimas victorias fueron para el escocés.