Europeos de atletismo: Vivas, plata en peso

"Guardaré la foto del podio toda la vida"

Diez españoles se cuelan en sus finales

Víctor García retirado en camilla tras una caída en 3.000 m. obstáculos

Borja Vivas

deportes

| 12.08.2014 - Actualizado: 23:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Borja Vivas ha conseguido la medalla de plata en el lanzamiento de peso de los campeonatos de Europa de Atletismo que se están celebrando en Zúrich (Suiza).

Una jornada en la que además Mario Pestano y Frank Cabañas en disco, Ángel David Rodríguez en los 100 metros, Kevin López en el 800 y las cuatrocentistas Indira Terrero y Aauri Lorena Bokesa consiguieron plaza para las finales de sus categorías, que se unen a los pases logrados por la mañana por Mercedes Chilla, en jabalina, Pablo Torrijos, en triple salto, y Sebastián Martos y Ángel Mullera, en 3.000 obstáculos.

LEJOS DEL ORO

Borja Vivas se convirtió en el primer lanzador español que consigue una medalla europea al aire libre en la historia del atletismo europeo. El malagueño realizó el hito histórico después de conseguir mandar la bola a una distancia de 20.86, tres centímetros más que el polaco Tomasz Majewski, medalla de bronce.

Al que no pudo alcanzar Vivas fue al alemán David Storl, campeón del mundo y subcampeón olímpico de la modalidad, que alcanzó el oro con un lanzamiento de 21.41. Por su parte, el otro español en liza en la final, Carlos Tobalina, finalizó noveno después de lanzar el peso a una distancia de 20.04.

En el terreno de las calificaciones, Frank Casañas y Mario Pestano consiguieron meterse en la final del lanzamiento de disco, tras lograr unas marcas de 62.32 y 62.10, respectivamente. Unas distancias que les hacen estar en la final con la décima y undécima mejor marca, lejos del alemán Robert Harting, que dominó la calificación con un registro de 67.01.

En la clasificación de los 100 metros lisos masculinos, Ángel David Rodríguez pasó a semifinales después de acabar cuarto en su serie -pasaban cuatro a la penúltima ronda- con un crono de 10'44, 38 centésimas peor que el del galo Jimmy Vicaut, que venció su serie. El otro español en liza, Eduard Viles, se quedó fuera de las semifinales tras concluir sexto en su serie.

La misma situación se dio en los 800 metros, con una de cal y otra de arena para los atletas españoles. La buena noticia la dio Kevin López, que entró en semifinales al quedar segundo en su serie, con un crono de 1:47.93, solo por detrás de uno de los favoritos al oro, el polaco Marcin Lewandowski. Por su parte, Luis Alberto Marco se quedó fuera de las semifinales tras concluir último en su carrera.

LAS BUENAS NOTICIAS DE LAS MUJERES, EN EL 400

En categoría femenina, Indira Terrero y Aauri Lorena Bokesa lograron el pase a las semifinales en los 400 metros. Ambas atletas pasaron con autoridad, siendo tercera y sexta respectivamente en el global de tiempos. Terrero se impuso en su serie con un crono de 51.62, su mejor marca de la temporada; Bokesa, por su parte, finalizó segunda en la cuarta y última serie con un tiempo de 51.56, solo superada por la ucraniana Ohla Zemlyak.

Fue la única prueba donde llegaron buenas noticias para la delegación española. En las otras dos categorías donde participaron las atletas nacionales, el 10.000 y el salto de longitud, no hubo resultados destacados.

En la carrera de más distancia en pista, ninguna de las dos atletas españolas que participaron en la final tuvo una actuación destacada. Lidia Rodríguez y Gema Barrachina acabaron en la decimoséptima y la decimoctava plaza, a más de 50 segundos de las posiciones de podio de la prueba.

En la clasificación de salto de longitud, Maria del Mar Jover y Juliet Itoya se quedaron fuera de la final después de conseguir saltos de 6.36 y 6.20, respectivamente. Jover se quedó a solo ocho centímetros de la decimosegunda plaza, la última que daba acceso a la final, y que consiguió la eslovena Nina Djordjevic.

CHILLA, TORRIJOS, MARTOS Y MULLERA, EN LA FINAL

Por la mañana, Mercedes Chilla lograba meterse en la final de jabalina y Pablo Torrijos hacía lo propio en triple salto, mientras que la nota negativa la daba el obstaculista Víctor García, una baza para el medallero, que se caía en el último obstáculo de la calificación de los 3000.

En su primer lanzamiento se metió en la final de jabalina Mercedes Chilla, que logró 57,82 metros, la undécima mejor marca, cuando se pedían 57,50. La jerezana dio la única noticia positiva entre las españolas ya que Isabel Macías, lejos de su mejor nivel, fue eliminada en los 1.500 metros y tampoco tuvieron suerte Naroa Aguirre en pértiga, Estela García en los 100 metros y Caridad Jerez en los 100 vallas.

En los 3.000 metros obstáculos, las clasificaciones para la final de Sebastián Martos y Ángel Mullera se vieron empañadas por la eliminación de Víctor García, bronce en Helskinki hace dos años y que era una de las bazas para intentar subir al podio.

El madrileño se cayó en la capital finlandesa en el último obstáculo cuando peleaba por el oro y tuvo el infortunio de repetir su acción en su serie de este Europeo, con peor resultado porque, dolido, quedó tendido en el suelo y no pudo acabar. Tras ser atendido por las asistencias y retirado de la pista, la RFEA confirmó que no tenía ningún daño de consideración y que la reclamación presentada no había tenido éxito.

Sebas Martos y Ángel Mullera, por su parte, acabaron séptimo y octavo respectivamente en su serie, pasando por tiempos (8:34.35 y 8.36.33), y tendrán muy complicado poder pelear por el podio en la final.

También se coló, en su caso en las semifinales de 400 metros, Samuel García, segundo en su serie con 45.80, noveno mejor registro, mientras que en los 400 metros vallas hubo mala suerte con Sergi Fernández, quinto en su serie con el mismo tiempo que el cuarto (50.89), pero sin el billete para la siguiente ronda por milésimas.

Finalmente, en el triple salto, otra noticia positiva con la clasificación para la final de Pablo Torrijos que con 16,66 metros logró la mejor marca de un triplista español en la historia de los Campeonatos de Europa y quinta mejor de los clasificados. Jorge Gimeno, por el contrario, quedó eliminado (15,98).