Eufemiano Fuentes apunta alto

"La EPO en las bolsas solo podía provenir de un tratamiento anterior"

Exculpa a su hermana

deportes

| 30.01.2013 - Actualizado: 14:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Eufemiano Fuentes no ha duda en implicar a otras personalidades del mundo del deporte durante su declaración en el juicio por la operación puerto. Entre otros, a un ex ciclista que en la actualidad ocupa un cargo en el superior de Deportes.

El médico Eufemiano Fuentes ha asegurado que el presidente de la Asociación de Ciclistas Profesionales (ACP) y actual director de la Fundación Deporte Joven del Consejo Superior de Deportes (CSD) Javier 'Pipe' Gómez utilizó sus servicios.

Fuentes ha hecho esta revelación en respuesta a una pregunta del abogado de otro de los acusados, el exdirector deportivo del equipo Liberty Manuel Saiz, en la tercera sesión del juicio que se celebra en el Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid. Gómez fue nombrado el pasado mes de diciembre por el CSD nuevo director general de la Fundación Deporte Joven.

EXCULPA A SU HERMANA

El CSD, del que depende la Agencia Española Antidopaje (AEA), ejerce la acusación contra Fuentes y los otros cuatro acusados en la Operación Puerto a través de la Abogacía del Estado.

Al comienzo de la sesión de hoy, el médico canario ha exculpado a su hermana Yolanda, que también se sienta en el banquillo de los acusados, y ha dicho que ésta nunca practicó ninguna transfusión ni intervino en el transporte de las bolsas de sangre y que él no trató a ningún corredor del Comunidad Valenciana mientras ella fue jefe médico de este equipo.

LA EXPLICACIÓN DE LA EPO EN LAS BOLSAS

Eufemiano Fuentes ha asegurado que los restos "despreciables" de EPO encontrados en ocho bolsas de plasma intervenidas "solo podían provenir de un tratamiento anterior" al realizado por él y que "no hay otra explicación".

"Nunca se añadía ningún producto a la sangre salvo los conservantes legalmente establecidos. Es cierto que en ocho de las 92 bolsas de plasma había niveles por encima de lo que se considera normal, pero estaban expresados en miliunidades, eso quiere decir que la elevación por encima de los valores normales era mínima, la sangre no habría tenido ningún efecto caso de haber sido reinfundida", aseguró.

NO HAY OTRA EXPLICACIÓN

Fuentes señaló que ese excedente podría proceder de una "ingesta o aplicación de una sustancia previa a la extracción". "Nunca se añade nada a las bolsas de sangre extraídas, nada, el doctor Merino no lo habría permitido", manifestó.

"Tan poca cantidad encontrada no tendría otra explicación que fuese el resto de un tratamiento realizado con anterioridad. El propio Instituto de Toxicología decía en un informe que esas cantidades eran tan pequeñas que lo más probable es que no tuvieran efecto terapéutico, que eran despreciables", ha agregado.