91-50. España se impone a Rumanía

Se mete matemáticamente en los cruces de octavos de final

Juancho Hernangómez machaca en la canasta rumana

deportes

| 04.09.2017 - 20:21 h

Efe / Ricardo Molinelli

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La selección española sumó un nuevo triunfo, el tercero consecutivo, ante Rumanía por 91-50, que le permite liderar el grupo C junto con Croacia, a la que se medirá este martes en busca de la primera plaza de cara a los cruces de octavos de final. Con los titulares tomándose un descanso, fueron los jóvenes los que tuvieron la responsabilidad de conseguir una nueva victoria, apoyándose en una buena defensa, que maniató a los rumanos.

El 5-0 en el primer minuto de juego espoleó a Rumanía, que, apoyada por su público, puso vehemencia, ganas y dureza defensiva para, aprovechando la vida que le dio la selección española en defensa, empatar a 11 (min.4.40) ante la algarabía de la grada y ponerse fugazmente por delante en el marcador, 18-19 (min.8.40), tras un triple de Moldoveanu.

SIN TENSIÓN

Jugar contra equipos muy inferiores técnica y tácticamente es más que complicado porque se sale sin la tensión y concentración necesaria, más si el partido es prácticamente intrascendente. Con Pau Gasol descansando en el banco y Álex Abrines de baja por problemas en un tobillo, los titulares dieron paso a la segunda unidad, que tardó bastante en tomarle el aire al partido.

El segundo cuarto ya fue distinto. España siguió fallando en ataque, con cierta descoordinación en los sistemas, pero mejoró en defensa y los rumanos se quedaron en 8 puntos en este periodo, para un 41-27 al descanso. Los rumanos siguieron con su defensa de manos, con dureza, sin importar el número de faltas que pitaran los árbitros, mientras que en ataque hacían lo que podían, el que podía.

Sergio Scariolo inició el tercer cuarto con Juan Carlos Navarro, al que dio la responsabilidad de adoctrinar a los jóvenes (Guillem Vives, Willy Hernangómez, Joan Sastre y Pierre Oriola), mientras que Vlad Moldoveanu siguió demasiado solo en la anotación, en el rebote, en el bloqueo y en la defensa de Rumanía.

Los jóvenes españoles comenzaron a responder, sobre todo en defensa, y en menos de tres minutos consiguieron un parcial de 9-2, para un 50-29 total. Rumanía siguió sin poder superar la defensa española y su anotación se resintió considerablemente, 64-33 (min.28) y 70-35 al final del tercer cuarto, con un parcial en los últimos diez minutos de 29-8.

Si en ningún momento se pudo hablar de partido propiamente dicho, en el último cuarto no cambió nada la cosa. Scariolo reservó fuerzas, dio minutos a los jóvenes, se sumó una victoria más, que mete a España matemáticamente en los cruces de octavos de final, y se preparó de la mejor forma posible el partido de este martes contra Croacia.

FICHA TÉCNICA:

España (21+20+29+21): Oriola (11), Rubio (8), Marc Gasol (11), San Emeterio (4) y Navarro (8) -equipo inicial-, Rodríguez (7), Willy Hernangómez (7), Sastre (10), Vives (5) y Juancho Hernangómez (20).

Rumanía (19+8+8+15): Mandache (3), Paliciuc (5), Moldoveanu (15), Baciu (5) y Kuti -equipo inicial-, Petrisor, Nicolescu (6), Calota-Popa (6), Olah (4), Nicoara (2), Cate (2) y Torok (2).

Árbitros: Markos Michaelides (SUI), Erez Gurion (ISR) y Boris Krejic (SLO). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada del grupo C del Europeo 2017 disputado en el Polyvalent Hall de Cluj.