España quiere lavar su imagen y alargar su tiranía en Europa

Arranca la Eurocopa con el Francia-Rumania

En definitiva, 24 selecciones, con la notable ausencia de Holanda

Felipe VI asistirá en Toulouse al primer partido de España en la Eurocopa

deportes

| 10.06.2016 - 09:38 h
REDACCIÓN

Francia acoge desde este viernes hasta al domingo 10 de julio a 24 selecciones que pelearán por arrebatar el trono continental a una España, que no se presenta en esta Eurocopa tan favorita como hace años y que tendrá enfrente a una nómina de serios candidatos encabezados por la anfitriona y la campeona del mundo.

Los hombres de Vicente del Bosque defienden en suelo francés los títulos de 2008 en Austria y Suiza y el de 2012 en Ucrania y Polonia. Francia y Alemania encabezan a los candidatos que quieren poner fin a la época de éxitos de la Roja, que ya sufrió mucho en la última gran cita internacional, el Mundial de Brasil de 2015.

EQUIPO RENOVADO

España se fue por la puerta atrás en la defensa de su histórica corona mundial de 2010 y ahora su objetivo es lavar su imagen e intentar llegar lejos en una competición más numerosa y larga que nunca. En suelo francés, entre fuertes medidas de seguridad, se concentrarán 24 combinados nacionales, cifra récord, y para llegar a la gran final de Saint-Denis, habrá que superar tres y no dos rondas de cruces, lo que aumenta la dificultad.

La actual campeona, finalista en suelo francés en 1984, está encuadrada en el Grupo D junto a Croacia, Turquía y la República Checa, rivales accesibles, pero también duros en un tramo de temporada donde el físico aumenta su importancia tras un calendario cargado para muchos de los 23 internacionales citados por Del Bosque.

CROACIA

La selección de Luka Modric e Ivan Rakitic se perfila como la gran rival por el primer puesto, pero lo que marcará el devenir español será el siempre complicado debut, que suele atragantarse, ante los checos. El objetivo es finalizar primera para tener un cruce con un tercero, en teoría más sencillo, porque quedar segundo ya obligaría a la Roja a un octavo de final contra un primero del grupo de la pujante Bélgica y de la histórica Italia.

La selección española debutará el lunes 13 y aterrizó en su fortín de la Isla de Re este miércoles, con las sensaciones amargas de no haber ni podido ganar ni marcar a una modesta como Georgia. Antes, victorias ante Bosnia-Herzegovina, prácticamente con el equipo 'B', y goleada a Corea del Sur, donde lo más destacado fueron la ganas de Nolito, dispuesto a ser el jugador revelación.

Con cinco supervivientes de la era dorada (Casillas, Ramos, Iniesta, Cesc y Silva), jugadores ya consagrados como Piqué o Busquets, y nuevos como Morata, el propio Nolito, Lucas Vázquez o Bruno, Vicente del Bosque, quizá ante su última experiencia en el banquillo, tiene armas suficientes para, por lo menos, mejorar lo de hace dos años y llegar lo más lejos posible.

FRANCIA, SERIA AMENAZA

Sin embargo, la competencia será dura y estará encabezada por la anfitriona Francia, Alemania, actual campeona del mundo, e incluso una Inglaterra dispuesta por fin a dar ese salto hacia delante que se le atraganta.

La talentosa y joven Bélgica y la Portugal de Cristiano Ronaldo se perfilan como otras opciones en un torneo que traerá debutantes como la Gales de Gareth Bale o modestas como Albania o Islandia, esta ante su primera gran competición internacional.

Los bleus buscan igualar a España y Alemania en el palmarés. Campeones en 1984 y 2000, el combinado de Didier Deschamps quiere aislarse del tema extradeportivo generado por el 'caso Valbuena', que ha dejado sin Eurocopa a Karim Benzema, volviendo a triunfar en casa, donde ya se coronó hace 32 años a nivel continental y en 1998 con la Copa del Mundo.

Francia, que abrirá la Eurocopa este viernes ante Rumanía, posee un conjunto de mucho nivel, con una sólida defensa pese a la ausencia del madridista Varane, un centro del campo repleto de físico (Matuidi, Pogba) y un buen ataque liderado por el rojiblanco Griezmann, elegido para relevar el papel de Benzema. Con estos argumentos intentará, como mínimo, plantarse en la gran final y olvidar los sinsabores de los últimos años.

ALEMANIA

Parejo en cuanto a favoritismo se puede situar la Alemania de Joachim Loew, en busca de emular a España y encadenar Mundial y Eurocopa. Los alemanes no ganan el título europeo desde hace dos décadas cuando se proclamaron campeones con el 'gol de oro' de Bierhoff ante la República Checa, y desde entonces sólo cuentan con la final perdida de 2008 ante España como mejor resultado.

El equipo germano mantiene la base que le dio el título mundial hace dos años, con alguna ausencia destacada como la de Philipp Lahm, que se retiró internacionalmente, pero liderado por los Mueller, Kroos, Ozil y Neuer para mostrar una vez su voraz nivel competitivo.

OJO CON INGLATERRA E ITALIA

Inglaterra está en el siguiente escalón. Los 'pross' no ganan nada desde 'su' Mundial de 1966, una larga sequía para los inventores del fútbol, que se presentan en Francia con un combinado con el que puede aspirar a todo, aunque ya falló en el Mundial de Brasil, donde ni siquiera pasó la fase de grupos. Juventud, Rooney y los goles de Harry Kane y Jamie Vardy son sus credenciales.

Italia no parece tan favorita como antaño, inmersa en una complicada renovación y sin figuras como Pirlo o Verratti, mientras que Bélgica amenaza con codearse con las grandes. Los 'diablos rojos', que han incluso liderado el ranking FIFA, llegan ya avalados por la experiencia de hace dos años y esperan confirmar lo que su plantilla enseña, con talento a raudales con De Bruyne y Hazard, poderío arriba con Lukaku o Benteke y solidez atrás con Thibaut Courtois.

CRISTIANO RONALDO

Finalmente, la Eurocopa será un nuevo examen para Cristiano Ronaldo y Portugal. Los 'tugas' siempre son señalados como aspirantes a todo y esperan que su estrella esté en su mejor estado físico para llevarles lejos como en el Mundial de Alemania de 2006 y la última Euro, donde fueron semifinalistas.

En definitiva, 24 selecciones, con la notable ausencia de Holanda, con diferentes concepciones de entender el fútbol y que lucharán por conquistar un torneo que cambiará su formato dentro de cuatro años para expandirse por todo el Viejo Continente.