España da la de arena anotando sólo dos puntos en el último cuarto

La selección española se ha clasificado como primera del grupo A para la segunda fase del Europeo tras perder contra Turquía

deportes

| 05.09.2011 - 19:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La selección española tiró por la borda sus opciones de pasar a la segunda fase con dos victorias, al perder contra Turquía tras firmar un último cuarto lamentable con sólo 2 puntos anotados. Pese a la ausencia de Pau Gasol, con un tobillo inflamado que aconsejó que no jugará para no forzar, la selección española comenzó con confianza, con seguridad y con acierto. El 5-0 inicial, con un Marc Gasol muy enchufado, fue el primer aviso de los españoles.

Sin llegar, ni mucho menos, al nivel de excelencia de la primera parte ante Lituania, el equipo estaba centrado, con una aceptable defensa y, desde luego, con mucho menos acierto en el tiro.

Los tres fallos en los lanzamientos triples, dos de Calderón y uno de Navarro, no ayudaron a que el juego se estabilizara, pero pese a todo el marcador al término de los primeros diez minutos dio cierta tranquilidad, 19-10. Turquía se limitó a Turkoglu e Ilyasova y no sorprendió a la defensa española. En la continuación todo cambió con la entrada de Preldzic, que en poco más de dos minutos dinamizó el partido, estrechando el marcador hasta un 24-21, tras conseguir once puntos de forma consecutiva.

Las pertinentes correcciones en defensa frenaron la sangría de puntos del jugador bosnio de nacimiento, pero el partido ya había entrado en otra dinámica mucho más de contacto, de pequeñas diferencias y de trincheras. Al final de los primeros veinte minutos, el 38-35 del marcador presagiaba muchas más lucha y trabajo para el equipo que quisiera apuntarse la victoria.

Turquía de estar prácticamente fuera del Europeo, se veía ahora en la segunda fase y con la posibilidad de hacerlo con una victoria si derrotaba a España. El equipo español salió con el mono de trabajo y con Sada al mando de las operaciones, dispuesta a devolver canasta por canasta, rebote por rebote y punto por punto al equipo otomano.

Buena defensa española

Una falta intencionada a Marc Gasol, absolutamente inexistente, que fue la tercera del pívot y el estado de gracia de Preldzic estrechó el marcador (48-47, min. 26), con lo que España intentó parapetarse en defensa y llegó al final del cuarto con una ventaja de seis puntos, 55-49. La buena defensa española y la falta de acierto en ataque siguieron siendo las señas de identidad del juego español, pero la cuarta personal de Marc Gasol a falta de 7 minutos (57-49), puso un poco más difíciles las cosas. Ibaka y Reyes, gran partido el suyo, con tres faltas también tenían problemas.

Turquía empató a 57 a falta de cinco minutos y poco después se puso por delante gracias a un triple de Onan, 57-60 a falta de 3 minutos y 42 segundos. A todo esto España sólo había anotado 2 puntos y eso estaba lastrando su juego.

Navarro no atinó con un triple y no pudo desatascar un marcador que seguía anclado en 57-60 a falta de dos minutos. Hasta que Turkoglu, casi desapercibido hasta entonces clavó un triple, 57-63, a falta de 30 segundos para el final.

Anotando 2 puntos en todo un cuarto no se puede ganar nada, máxime si es el último cuarto y si el equipo rival anota 16 puntos. España dio la de arena en un mal momento y pasa a la segunda fase con una victoria y una derrota, como Lituania y Turquía.